BIENVENIDOS

Para los interesados en el tema y los olvidadizos de sus hechos, aquí están para consultar múltiples artículos escritos por diversas personalidades internacionales y del país. El monopólico poder de este tirano con la supresión de las libertades fundamentales, su terrorismo de Estado basado en muertes ,desapariciones, torturas y la restricción del derecho a disentir de las personas , son razones suficientes y valederas PARA QUE NO SE REPITA SU HISTORIA . HISTORY CAN NOT BE REPEATED VERSION EN INGLES

domingo, 28 de agosto de 2016

Cancer enfermedad que ha matado varios lideres politicos de RD

por TOMÁS VIDAL RODRÍGUEZ
En los últimos 33 años gran parte de los líderes políticos dominicanos han muerto de cáncer, excepto los expresidentes Joaquín Balaguer, Juan Bosch y Salvador Jorge Blanco, sin que hasta el momento se haya determinado por qué la enfermedad tiene tanta incidencia en los políticos.

El último deceso es el de Hatuey De Camps Jiménez, a la edad de 69 años, quien durante la noche del viernes murió producto de un cáncer. En las pasadas elecciones fue candidato presidencial del Partido Revolucionario Social Demócrata (PRSD), obtuvo 8,264 votos, pero durante más de 30 años fue dirigente del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) ocupando diversos cargos importantes.
Otra dirigente política que enfrentó el cáncer fue Gladys Gutiérrez, quien murió en junio de 2015, a los 77 años, en el Centro de Diagnóstico, Medicina Avanzada y Telemedicina (Cedimat) de complicaciones cerebrovascular, aunque durante varios años padeció cáncer de mama.

Fue miembro del Comité Central del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), secretaria de Estado, luchadora antitrujillista y contra los 12 años de Joaquín Balaguer.

La misma enfermedad, el 8 de agosto de 2004, ocasionó la muerte al ex vicepresidente de la República y excandidato presidencial por el Partido Reformista Social Cristiano, Jacinto Peynado, en Miami, cáncer de colon, mientras recibía atenciones en el hospital Monte de Sinaí.

Durante ese tiempo también fue atendido por el doctor Adrian Legaspi, así como por especialistas del colon del hospital de Nueva York, Sloan Kettering.

Rafael Flores Estrella, excandidato presidencial del Partido Fuerza de la Revolución (FR), murió el 14 de octubre de 2010, producto de un cáncer de próstata que padeció desde 1994. Fue miembro del Partido Revolucionario Dominicano y secretario de la Presidencia durante el Gobierno de Salvador Jorge Blanco en el período 1982-86.

Otro líder político que durante más de tres años padeció un cáncer fue el doctor José Francisco Peña Gómez, quien murió el 10 de mayo de 1998, a la edad de 61 años, en su residencia de Cambita, San Cristóbal, después de haber sido sometido a varias cirugías, tratándose un cáncer de páncreas, fue uno de los políticos más notorios de la oposición que tuvo el país después de la desaparición de Rafael Leonidas Trujillo Molina.

Fue Presidente del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), exsíndico de Santo Domingo y al momento de su muerte era candidato al mismo cargo por el Partido Revolucionario Dominicano.

También un cáncer pulmonar ocasionó la muerte de Jacobo Majluta a los 61 años de edad mientras recibía atenciones en Research Institute de Tampa de Florida, el 2 de marzo del año 1996, sus restos reposan en el cementerio Cristo Redentor.
Jacobo fue líder y presidente fundador del Partido Revolucionario Independiente y excandidato presidencial del Partido Revolucionario Dominicano en el año 1986.
Manolo Fernández Mármol murió siendo vicepresidente de la República, el 20 de enero de 1983, después de padecer varios meses de un cáncer. Fernández Mármol era además un reconocido comerciante. Fue electo compañero de boleta del doctor Salvador Jorge Blanco en las elecciones del 16 de mayo de 1982.

Otras causas

Entre los líderes políticos que no han fallecido de cáncer están Salvador Jorge Blanco, el 25 de diciembre de 2010, quien falleció a la edad de 84 años, de un paro cardíaco, tras 37 días en estado de coma profundo. Fue presidente de la República, en el período 1982-1886, por el Partido Revolucionario Dominicano.

Juan Bosch Gaviño, expresidente de la República, fundador de los partidos Revolucionario Dominicano y de la Liberación Dominicana, murió el primero de noviembre de 2001, a los 92 años.

Entre otros que no han muerto de cáncer están Joaquín Balaguer Ricardo, el 14 de julio de 2002, a la edad de 96 años, en la clínica Abreu, producto de una insuficiencia cardíaca, fue líder fundador del Partido Reformistas Social Cristiano (PRSC) y presidente de la República por 22 años.

Un Apunte

El cáncer de los políticos

Resulta notorio que todos los políticos dominicanos que se enferman de cáncer les ocurre entre los 60 a 67 años de edad, a pesar de que  buscan asistencias médicas en distintos países del mundo siempre terminan perdiendo la batalla  y mueren cuando están   en  el período de mayor trascendencia de  su  carrera, tal es el caso de José Francisco Peña Gómez.

sábado, 27 de agosto de 2016

Hatuey de Camps, militante político de toda la vida

Margarita Cordero.
Fuente Diario Libre
Tenía apenas 14 años cuando en aquel julio de 1961, arrimado a su padre, Hatuey de Camps Jiménez inició su andadura por la política. Los cuadernos habían quedado sobre la mesa de su Cotuí natal a la espera de que pasara la fiebre adolescente. Pero la fiebre no lo abandonó nunca.
De los 69 años cumplidos el pasado 29 de junio, Hatuey de Camps dedicó 55 a la política. No es que haya sido un récord en un país donde las figuras públicas no suelen abandonar a tiempo el escenario. Lo que sí fue notable en él fue la pasión de su ejercicio. Obstinado hasta parecer despreciativo y prepotente, hizo pocas concesiones cuando enfrentó adversarios, fuera y dentro del Partido Revolucionario en el que se hizo hombre.
Minado lentamente por un cáncer de colon diagnosticado en el 2006, el dirigente político rindió las armas con toda seguridad muy a pesar suyo. Y no porque se aferrara a la vida, sino porque su agenda continuaba repleta de proyectos. El último y más comprometedor de energía vital fue la proclamación de su candidatura presidencial el 12 de octubre del año pasado por el Partido Revolucionario Social Demócrata, organización que creara en 2004 tras su expulsión de las filas perredeístas.
Como la vida de todo hombre público que llena el escenario con su sola presencia, la de Hatuey de Camps Jiménez tuvo momentos particularmente luminosos. Uno de ellos lo vivió poco después de haber cumplido 31 años. Era julio de 1978 y el país estaba a punto de estallar. Prevalecido en su poder casi omnímodo, Balaguer y los suyos idearon mil formas de escamotear el aplastante triunfo obtenido en las urnas por el candidato perredeísta Antonio Guzmán Fernández en mayo de ese año.
Como abogado del despojo subió al estrado mediático el abogado Marino Vinicio (Vincho) Castillo. Hatuey de Camps lo retó a un debate y el zorruno abogado, entrenado en su curul de diputado trujillista y de comentarista en el albañal que fue Radio Caribe, aceptó convencido de que daría un fulminante jaque mate al joven contendiente. Se equivocó de plano. De Camps resultó imbatible, no solo porque la razón estuviera de su parte, sino por su capacidad y brillantez de polemista.
Ocho años atrás, Hatuey de Camps había conducido con notoria habilidad política las luchas universitarias de 1969 y 1970. Presidente de la entonces combativa Federación de Estudiantes Dominicanos (FED), encabezó la movilización de estudiantes, profesores y empleados de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) que pasó a los archivos de la Historia como “lucha por el medio millón” de presupuesto para la academia. Una reivindicación que alentaba el acceso de los más pobres a la educación universitaria.
Siendo todavía adolescente, permaneció junto a su padre, Miguel Ángel de Camps Cortés, quien había sido diputado del gobierno perredeísta encabezado en 1963 por el profesor Juan Bosch, en el “comando” conformado por exlegisladores para defender en 1965 el retorno del país a la constitucionalidad truncada por el golpe de Estado.
De la zona constitucionalista asediada, y cuando todo hubo terminado, volvió a las aulas del Liceo Juan Pablo Duarte, en la capital, obteniendo diploma en dos menciones del bachillerato: Ciencias Físicas y Matemáticas y Filosofía y Letras. Todo sin abandonar el activismo que le había calado los huesos en ese 1961 que cambió tan abruptamente la historia dominicana.
Fundador en secundaria del Frente Revolucionario Estudiantil Nacional (FREN) y revitalizador del Frente Universitario Socialista Democrático (FUSD) a su ingreso a la UASD, Hatuey de Camps curtió su piel en el combate estudiantil. Su carisma lo elevó a la cúspide del movimiento. Y también su franqueza. En una UASD dominada por los grupos de la variopinta izquierda, donde interpretar de otra manera la política era casi impensable, él gritó a voz en cuello su perredeísmo, organizó los militantes de su partido, vitalizó el FUSD y conquistó la dirección de la FED.
Para entonces ya había fraguado un entrañable y prolongado vínculo con José Francisco Peña Gómez, a instancias de quien en 1973 interrumpe los estudios en Historia y Economía que realiza en París y retorna a la República Dominicana para ayudar en la reconstrucción política de un PRD que Juan Bosch había abandonado tras una lucha interna que lo separó de sus pupilos políticos más aventajados.
Un año después será candidato a diputado por el Acuerdo de Santiago, reagrupación de fuerzas antibalagueristas que postuló por primera vez a la Presidencia a Antonio Guzmán y al general retirado Elías Wessin y Wessin como su segundo al mando. Las adversas condiciones políticas, marcadas por la represión contra los opositores, obligaron al retiro del Acuerdo de Santiago de la competencia electoral.
El cambio en la táctica política del PRD liderado por Peña Gómez, llevará a Antonio Guzmán a buscar nuevamente la presidencia en las elecciones de 1978. De Camps, coordinador de la campaña, será electo diputado. Durante tres años presidirá la Cámara. Ya para entonces miembro prominente del proyecto presidencial de Salvador Jorge Blanco, que contribuyera a fundar en 1976, entrará en abiertas contradicciones con el gobierno de su partido. Bajo su presidencia, por primera vez en la historia del hemiciclo el proyecto de Ley de Presupuesto fue sometido a debate.
En el segundo triunfo electoral consecutivo del PRD, que lleva a la Presidencia a Salvador Jorge Blanco, el aguerrido político ocupará hasta enero de 1986 la Secretaría de la Presidencia, a la que renuncia para respaldar la precandidatura presidencial de Peña Gómez frente a su contendiente Jacobo Majluta. Las agudas contradicciones internas dejadas por el proceso electoral de ese año, abocaron al PRD a la división. En la ocasión, como en otras anteriores de similar naturaleza, De Camps se mantuvo fiel a su partido.
Aspirante a la candidatura presidencial por el PRD en 2004, se enfrentó con inflexible radicalidad a las pretensiones reeleccionistas de Hipólito Mejía. Derrotado en la convención por el PPH, se mantendría al margen del activismo electoral pese a su condición de presidente del partido. Más aún, y en una reacción característica de su personalidad, llamó a votar “por el Diablo” antes que por Mejía. El 19 de mayo de ese año, tres días después de la derrota del PRD en las urnas, el hombre que durante 43 años había estado en la primera fila de todas las luchas partidistas fue expulsado “por alta traición”.
La suerte posterior de Hatuey de Camps vino a confirmar la tesis sostenida por muchos de la imposibilidad de liderazgos fuertes fuera de los partidos tradicionales en las culturas políticas impregnadas de caudillismo. Tras su expulsión del PRD, el político capaz de hacer salir a las calles a decenas de miles de personas con solo convocarlas a través del programa Tribuna Democrática –como aconteció el 15 de mayo de 1978 en desafío a los militares portando en sus fusiles los símbolos del balaguerismo— vio declinar su estrella.
La boleta electoral de 2008 del Partido Revolucionario Social Demócrata, que fundara a raíz de su expulsión del PRD, no fue encabezada por él, que fue segundo, sino por Eduardo Estrella, un político proveniente del reformismo de reconocida imagen pública, pero sin peso político propio. A favor de ambos, los electores depositaron 19,309 votos. Antes de tomar la decisión de esta alianza, De Camps coqueteó con la idea de apoyar a Leonel Fernández, con quien llegó a reunirse en marzo del 2006.
Con la salud cada vez más deteriorada, el otrora beligerante político se fue apartando del escenario público, pero sus reapariciones tuvieron siempre la impronta de su apego al perredeísmo. En 2012, comprometió públicamente su apoyo con Hipólito Mejía, enterrando las diferencias de 2004. Entrevistado por el periodista Pablo McKinney, dijo que había combatido a su entonces compañero de partido “por posiciones políticas”, de lo que seguía sintiéndose orgulloso. “Había que guardar el hacha de guerra y la guardé”, explicó sobre la alianza.
También como ocurre con la inmensa mayoría de los políticos, la vida privada de Hatuey de Camps fue objeto de conjeturas, no siempre favorables. Salvo algunas confesiones de ocasión en entrevistas, fue poco lo que se supo sobre sus sentimientos, sus placeres cotidianos y sus preferencias en cualquier otro ámbito ajeno al voraginoso mundo público.
En los corrillos de la murmuración, se le atribuyó actuar como Don Juan, vale decir, como un adicto a la seducción de las mujeres. Sus tres matrimonios con mujeres destacadas –Cecilia García (1976), Milagros Germán (1983) y Dominique Bluhdorn (1995)— cementaron su fama. De estas uniones nacieron nueve hijos e hijas, a los que se añade un décimo fruto de su relación sentimental con la periodista Irene Narpier.
Se dijo amante de la lectura y de la música. En la primera, se decantó por los clásicos, si bien los prodigios del “boom”, entre los cuales Gabriel García Márquez y Mario Vargas Llosa, nunca le dejaron indiferente. En la segunda, fue siempre heterodoxo; su alma vibraba con Chaikovski y Beethoven lo mismo que con un bolero.
En una entrevista concedida a la periodista Asela María Lamarche en mayo de 1999 recogida en el libro “Hatuey de Camps Jiménez, su legado político”, de Cándido Gerón, Dominique Bluhdorn, con quien compartió los últimos 21 años de su vida, define esa faceta que la política ocultó siempre: “A él le gusta estar en la casa, descansa mejor que todo el mundo, sabe realmente relajarse, sabe aprovechar el tiempo con sus hijos y conmigo, sabe estar en una finca, en una playa, con libros antiguos, pasando una tarde o leyendo cuentos de niños. Él es polifacético. Él es muy cariñoso. Cuando mis hijos han estado enfermos, siempre los ha atendido personalmente, por más compromisos políticos que tenga”.
Este hombre común y amoroso que ella describe es el que también se ha ido, el que quedará en la memoria de los más suyos, a contrapelo de los panegiristas que solo exaltarán al Hatuey de Camps de las trincheras.
Hatuey de Camps, militante político de toda la vida

Maduro expulsa a políticos ecuatorianos que querían visitar a Leopoldo López

Cynthia Viteri. DEL EQUIPO DE LILIAN TINTORI.
La precandidata presidencial de Ecuador,Cynthia Viteri, ha sido conducida a la fuerza por el Sebín -la policía política venezolana- hasta el aeropuerto internacional de Maiquetía, en el litoral central del país, para ser deportada por motivos que se desconocen.
Acompañada por el diputado Henry Cucalón, la concejal de Guayaquil, Susana González, Carlos Falquez Batallas, presidente encargado del Partido Social Cristiano (PSC); Henry Cucalón y Vicente Taiano Basantes, director de PSC en la provincia de Guayas, Viteri, líder del PSC, estaba en las afueras del penal de Ramo Verde, sitio de reclusión del político opositor Leopoldo López, esperando la salida de la esposa de éste, Lilian Tintori, de la visita familiar.
En un video que circuló el equipo de prensa de Tintori, la aspirante Viteri denunció que la inteligencia venezolana les había quitado los pasaportes. “Me dicen que me tengo que subir a su coche para deportarnos”. En otro video publicado por el canal NTN 24 se observa la discusión entre el grupo de parlamentarios y los funcionarios mientras se dirigen al principal puerto de embarque del país.
Viteri había llegado a Caracas apenas 24 horas antes para atender a una invitación de la Asamblea Nacional de Venezuela. Se reunió con el vicepresidente del Parlamento, Enrique Márquez, con el excandidato presidencial Henrique Capriles. Trató, sin éxito, de visitar en su domicilio al alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, preso desde 2014 antes de regresar a su país. Viteri dijo en Twitter que había podido constatar “la lamentable situación que vive Venezuela luego del fracaso económico e institucional del gobierno”.
El régimen de Nicolás Maduro ha restringido las visitas a López, encarcelado desde febrero de 2014, solo a sus familiares directos y abogados. En meses pasados los expresidentes de Colombia, Andrés Pastrana; Bolivia, Jorge Quiroga y Chile, Sebastián Piñera, no han podido ingresar al penal de procesados militares localizado en un suburbio montañoso de las afueras de Caracas. Las autoridades venezolanas consideran estos intentos como actos de provocación que no están dispuestos a consentir.
El expresidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, que intenta facilitar un diálogo entre el gobierno y la oposición, ha sido el único el exmandatario que ha podido ver al político tras su rigurosa prisión. En septiembre, López fue condenado a 13 años y nueve meses de prisión por delitos relacionados con una manifestación en el centro de Caracas ocurrida en febrero de 2014, y que supuso el inicio de una serie de escaramuzas y cierres de vías en las principales ciudades del país durante el primer semestre de aquel año.
Henrique Capriles fustigó la decisión a través de su cuenta de Twitter: “Qué vergüenza nos hacen pasar Nicolás Maduro y su cúpula corrupta en el mundo. No nos representan a los venezolanos”. 

viernes, 26 de agosto de 2016

Moro, el juez anticorrupción de Lava Jato, es condecorado por el ejército de Brasil

Brasil juez SERGIO MOROBRASILIA, Brasil.-El juez federal Sergio Moro, responsable de la Operación Lava Jato en la priemra instancia, fue condecorado por el Ejército el jueves 25, en el acto de conmemoración por el día del soldado, realizado en el Cuartel General en Brasilia.
La medalla del pacificador, recibida por Moro, la entrega el Ejército a las personas que la institución entiende que prestó servicios relevantes para el país. Además de Moro, otras 300 personas fueron homenajeadas.
Durante la entrega de la medalla, el juez dijo que es un honor recibir el reconocimiento del Ejército. Cuestionado por los reporteros, se negó a comentar sobre las investigaciones de la Lava Jato ni los recientes desacuerdos entre el Ministerio Público Federal y el Tribunal Supremo acerca de la operación.
En la ceremonia, Moro fue la atracción entre el público y también entre otros homenajeados, que rodearon al juez para tomar fotos y felicitarle por la Lava Jato.

jueves, 25 de agosto de 2016

La ley tiene que entrar por casa

Fuente Por 
info[@]hoy.com.do 
25 agosto, 2016
Aspirar a que se imponga el orden en el tránsito será una ilusión quijotesca mientras haya que llegar al extremo de negociar conciliaciones para el ejercicio de la autoridad. El incidente entre un miembro de Amet, que ejercía su autoridad, y una fiscal que había estacionado su vehículo sobre la acera, tuvo un desenlace conciliador de dudosa eficacia. La fiscal alegó agresión sin aval de la certificación médica de rigor, y el Amet, que tenía arañazos visibles en el cuello, fue mandado a trancar por ese alegato. Por desgracia, el testimonio de una cámara que capturó las reales escenas del incidente fue echado a un lado para forzar una conciliación que, más que solución de un conflicto, representó una claudicación del ejercicio de la autoridad.
La autoridad de un Amet debería tener la misma consistencia cuando se ejerce ante cualquier transgresor de la ley, sea motoconcho, chofer de voladora o fiscal de corte. Y si aspiramos a que se logre el objetivo de imponer orden en el tránsito, nadie debe creer que los rangos o cargos son patentes de impunidad que permiten violar la ley a discreción ante las narices de la autoridad. El incidente entre una fiscal y un Amet debe mover a reflexión sobre la necesidad de desarrollar una cruzada de educación. El abusar de jerarquía no se le debe permitir a nadie. No se puede pretender alcanzar el orden sin respetar a quienes tienen que ejercer autoridad basada en la ley.

Jóvenes argentinos de un colegio alemán disfrazados de nazis se pelean con estudiantes judíos



Varios alumnos de secundaria pertenecientes a una escuela alemana argentina han asistido a un baile de disfraces vestidos con cruces esvásticas y símbolos nazisen la ciudad de Bariloche, donde se pelearon con estudiantes de una escuela judía, según han informado las autoridades.
El hecho ocurrió el pasado martes por la noche en la discoteca Cerebro deBariloche, a 1.600 km al suroeste de Buenos Aires, ciudad recurrente para viajes de graduación.
Bariloche es una villa turística al pie de la cordillera de los Andes en la que se encontraron a ex dirigentes nazis que habían elegido el sur argentino como refugio para huir de la justicia después de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945).
Los adolescentes, que cursan el último año en el colegio Sociedad Escolar y Deportiva Alemana de Lanús (periferia sur de Buenos Aires), asistieron a un pub con esvásticas pintadas en el torso y usaron bigotes para emular el del líder nazi Adolf Hitler.
Los estudiantes del colegio judío ORT también presentes en la fiesta reaccionaron con empujones, lo que derivó en una pelea en la cual todos resultaron expulsados del local. Un día después pidieron disculpas por lo sucedido.
Claudio Avruj, secretario de Derechos Humanos del gobierno de Mauricio Macri, ha considerado este incidente como una muestra de que "la educación todavía no le ganó la batalla al antisemitismo".
La directora de la escuela alemana, Silvia Fazio, ha condenado este hecho de manera tajante. "No alcanza con pedir disculpas, tendrán que reparar con acciones el daño", ha advertido a los estudiantes, que aún no regresaron a Buenos Aires.
La docente ha explicado que el colegio no organiza ni participa del viaje y señaló que "hubo muchas adultos se equivocaron, como los padres que les acompañaban, los coordinadores, la gente del boliche (disco), el chófer" del vehículo que los trasladó. "Hay mucho para reflexionar", ha opinado.

Argentina, refugio para ex dirigentes nazis

"No es ni un chiste ni una gracia, partamos de la base de que reflejan una ideología que culminó con 6 millones de judíos asesinados por los nazis", ha dicho Cohen Sabban, de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA).
El dirigente judío ha recordado que "si estos chicos tienen más de 16 años, les puede caer una pena de un mes a tres años de prisión porque lo que hicieron en Argentina es un delito".
El alcalde de Bariloche, Gustavo Genusso, también ha lamentado el incidente. "Nos preocupa que jóvenes de nuestro país tengan esa actitud", ha dicho el funcionario a cargo de la ciudad que fue refugió del ex oficial nazi Erich Priebkepor cuatro décadas hasta que en 1995 fue extraditado a Italia y condenado a cadena perpetua.
Argentina fue un lugar elegido por nazis que huían de los tribunales. Además de Priebke se detectó a Joseph Mengele, Walter Kutschmann, Josef Schwammberger, Eduard Roschmann, Wilfred Von Owen, Heinz Henrich Brucher, Ante Pavelic y Dinko Sakic.

CIA desclasifica documentos de Nixon y Ford con menciones a Chile y Argentina

i0000eqnkrpjelkqjpg.jpg
Washington (EFE).- La CIA desclasificó este miércoles 2.500 de los informes de inteligencia que recibían a diario los presidentes estadounidenses Richard Nixon (1969-1974) y Gerald Ford (1974-1977), que, entre otras cosas, arrojan luz sobre su análisis de los golpes que llevaron a las dictaduras militares en Chile y Argentina.
Las 28.000 páginas correspondientes a 2.500 informes diarios que publicó la Agencia Central de Inteligencia (CIA) revelan también que, después de la dimisión de Nixon en 1974, la Unión Soviética estaba preocupada por la posibilidad de que aumentaran las tensiones bilaterales, mientras que Cuba confiaba en un acercamiento.
El periodo examinado coincide con el ascenso al poder de Salvador Allende en Chile y el golpe de Estado que lo derrocó en 1973, así como con el inicio de la última dictadura argentina (1976-1983).
En el caso de Chile, los informes dejan clara la antipatía de Washington hacia Allende (1908-1973), pero no contienen pruebas o señales claras sobre la posible implicación de la CIA en el golpe que acabó con su vida el 11 de septiembre de 1973.
“El presidente Allende está muerto, pero no se han confirmado los rumores de que se ha suicidado. La junta está tomando precauciones para que no la culpen por la muerte de Allende, y está organizando un funeral privado”, indica el informe de inteligencia del 12 de septiembre de 1973, que contiene dos párrafos censurados.
El informe describe a los tres miembros militares de la nueva junta como “líderes respetados y experimentados” y destaca que “no hubo un apoyo masivo de los trabajadores a Allende ante bien organizado golpe militar”.
El 20 de septiembre, el informe describía la posibilidad de que se formara “una insurgencia de izquierdas significativa” en Chile que llevara a la creación de un Gobierno en el exilio, y el 27 de septiembre, destacaba que la represión militar podía generar “críticas internacionales” a la nueva junta en el poder.
Los informes también muestran el recelo de EE.UU. ante el ascenso al poder de Allende en las eleccionesde 1970: un documento del 30 de junio de ese año recuerda que ese candidato abogaba por la “expropiación” de las empresas mineras estadounidenses en Chile.
Otro informe del 7 de septiembre, tres días después de las elecciones, apunta que “no hay indicios de que los líderes militares estén planeando actuar para evitar que Allende sea presidente”.
Respecto a Argentina, al menos quince documentos de 1976 hacen referencia a la incipiente dictadura militar, aunque una portavoz de la CIA dijo a Efe que la publicación actual no tiene que ver con la promesa del presidente Barack Obama de desclasificar más documentos de inteligencia relacionados con la “guerra sucia” en el país.
De nuevo, los documentos no aclaran cuál fue el papel de Ford y su secretario de Estado, Henry Kissinger, en el golpe de Estado y la posterior represión, aunque sí contienen numerosos pasajes que continúan censurados pese al paso del tiempo.
Un informe del 5 de marzo de 1976, dos semanas antes del golpe, relata la “debilidad” del Gobierno de María Estela Martínez de Perón y sostiene que “las restricciones contra la acción militar contra la presidenta siguen reduciéndose”, pero los sindicatos podrían oponer resistencia, una reflexión que va seguida de un párrafo censurado.
El 24 de marzo, el informe señala que las Fuerzas Armadas han llevado a cabo el golpe “que se esperaba desde hace tiempo” y que “la mayoría de los argentinos” lo veían como algo “inevitable”.
El documento del 25 de marzo destaca que la nueva junta militar “es afín a EE.UU. y buscará mejorar los lazos con este país” para mejorar su economía, y el del 29 de mayo dice que el dictador Jorge Rafael Videla “está bajo cada vez más presión (censurado) de adoptar políticas más represivas contra la disidencia interna”.
Los informes diarios de la CIA, elaborados exclusivamente para el presidente de EE.UU., se consideran uno de los productos de inteligencia más completos y fiables, y en los casos de Nixon y Ford consistían en entre diez y veinte páginas al día.
Los documentos cubren acontecimientos como la apertura a China bajo el Gobierno de Nixon, la guerra árabe-israelí de 1973 (Yom Kippur) o el final de la guerra entre Estados Unidos y Vietnam. EFE

EL MERENGUE Y TRUJILLO

CUENTO SOBRE LA DICTADURA DE TRUJILLO

COMUNICACION Y PRENSA EN LA DICTADURA DE TRUJILLO

POESIA EN LA DICTADURA