BIENVENIDOS

ESTE BLOG NACE PARA CONOCER LOS MALES DE LA DEMOCRACIA, HISTORIAS DE LAS DICTADURAS DEL MUNDO Y SOBRE TODO PARA ANALIZAR LA VIDA Y OBRA DEL DICTADOR RAFAEL LEONIDAS TRUJILLO MOLINA ,QUIEN GOBERNARA LA REPUBLICA DOMINICANA DESDE 1930 HASTA 1961. Para los interesados en el tema y los olvidadizos de sus hechos, aquí están para consultar múltiples artículos escritos por diversas personalidades internacionales y del país. El monopólico poder de este tirano con la supresión de las libertades fundamentales, su terrorismo de Estado basado en muertes ,desapariciones, torturas y la restricción del derecho a disentir de las personas , son razones suficientes y valederas PARA QUE NO SE REPITA SU HISTORIA . HISTORY CAN NOT BE REPEATED VERSION EN INGLES

sábado, 1 de noviembre de 2014

Por un nuevo basta ya.

Por Manuel Matos Moquete
Releo el periódico Unión Cívica Nacional, y recuerdo momentos inolvidables de la historia reciente de nuestro país, que algunos privilegiados por la edad y por la participación activa en la política vivimos entre 1961 y 1963, y hoy podemos contar. Viajo y vuelo atraído por los ecos de la consigna ¡Basta ya!
De Argentina nos llegó el ¡Basta! del escritor Eduardo Mallea en su obra La Bahía del Silencio, grito de indignación que circuló en América en los años cuarenta: “¡Basta! Vamos a usar esta palabra. La vamos a blandir. La vamos a tener en la boca. La vamos a tener en la mano. La vamos a tener en la conciencia. La vamos a tener en el intelecto. La vamos a tener en el corazón. La vamos a tener incluso en la corriente de nuestro sueño, que tendrá por característica el ser sueño de unos hombres a quienes importa llenar el insomnio con algún adelanto para los otros, para los que no pueden dormir -mereciéndolo- a causa de una o de otra injusticia. Vamos a llevar esta palabra adentro. La vamos a sacar siempre que haga falta. La vamos a tener limpia y lista como la espada de acero que vela el rápido reposo del militar. La vamos a cuidar como cosa sacra. Como cosa que no se va a malemplear. Como cosa que merece fe, que merece sacrificio, que merece una dedicación no verbal. La vamos tener como la salud de nuestro cuerpo, pero no la salud a cubierto, sino la salud arriesgada y a la intemperie.”
El ¡Basta! de Mallea fue retomado en 1961 en República Dominicana bajo la forma del ¡Basta Ya! de la Unión Cívica Nacional y Viriato Fiallo, marca principal de ese líder y quizás de toda una época.
Una consigna es una palabra-acción que convoca y moviliza en torno a un propósito. Más que un concepto, expresa una intención. No apela a la comprensión sino a la adhesión mediante la emoción. Es altamente referencial, tiene el contexto del momento y la oportunidad (es una expresión oportunista) como aliados y sustentos principales.
En su época ¡Basta ya! fue una consigna potente. Me atrevo a afirmar que en los meses posteriores a la muerte de Trujillo fue la consigna que convocó a la mayoría del pueblo dominicano en torno a las acciones en contra de los remanentes del régimen trujillista. Identificó a la Unión Cívica Nacional y a su líder Viriato Fiallo.
Todavía en mis oídos retumban las voces que en los mítines de Unión Cívica Nacional la multitud indignada reclamaba libertad y democracia bajo la consigna ¡Basta ya!, con la que el presidente de esa organización, Viriato Fiallo, concluía sus alocuciones como un llamado cívico y patriótico perentorio.
Esa consigna se escuchó y llenó los espacios de las denuncias y de la esperanza libertaria y democrática por primera en la Puerta del Conde, luego en Santiago, en la Universidad de Santo Domingo y después, en todos los rincones del país.
El primer número del periódico Unión Cívica Nacional destaca el ¡Basta ya! en su primera plana, título de una carta firmada por Viriato Fiallo y los demás dirigentes de Unión cívica Nacional en la que se le solicita a Joaquín Balaguer, Presidente de la República, excluir de los mandos militares a “individuos cuyos antecedentes y actuaciones producen un sentimiento de justificado temor en la población…”
Entre esos militares denunciados como pilares del trujillismo, y que todavía permanecían en sus cargos estaban: General José María Alcántara, General Atilano López, General Cesar A. Oliva Coronel Cándido Torres Tejeda y Coronel Horacio Frías.
La historia es del vencedor. Solo importa quien triunfa, quien se impone, aunque sea ideológicamente. En ese sentido, existe un sesgo en la historia dominicana posterior a Trujillo que hace que de aquellos meses solo se recuerden y reivindiquen algunos personajes: Bosch, Balaguer, Bonnelly y Tavárez Justo.
Viriato Fiallo debe figurar entre esos nombres. Fue un pionero de nuestra democracia. Su nombre, su sacrificio y sus ideas constituyen un fuerte legado, un legado ejemplar, que mucho se necesita para dotar a esa democracia de un fuerte soporte moral, que tanta falta le hace.
¿Quién era Viriato Fiallo? Aquí he de apoyarme en el investigador Alejandro Paulino Ramos, destacando algunos datos de su extensa semblanza de ese personaje:
Médico Cirujano en la Universidad de Santo Domingo, 1922. Ejerce la Medicina y dicta conferencias médicas y filosóficas, 1934-1946. Visita la isla de Cuba y entra en contacto con el exilio antitrujillista, 1946. Encarcelado en la Fortaleza Ozama, 1946. Junto a toda su familia se asila en la Misión diplomática de Colombia, 1947.Encarcelado en la Cárcel Pública de San Cristóbal acusado del delito de oposición al régimen de Trujillo, 1951. Recluido en la cárcel de San Cristóbal por el mismo delito de oposición al régimen, 1952. Al finalizar la tiranía, fundó la sociedad patriótica Unión Cívica Nacional, UCN, 1961. Participa como candidato a la Presidencia de la República en las elecciones de 1962. Fue derrotado por Juan Bosch.
El periódico Unión Cívica Nacional, vocero de la agrupación del mismo nombre, fundado en agosto de 1961 es un valioso documento que muestra y enseña cómo en torno al proyecto patriótico de esa organización se nuclearon dominicanos y dominicanas de diversas sensibilidades con el solo propósito de abrir camino hacia la democracia, desafiando de manera radical al gobierno de Balaguer y a los remanentes del régimen de Trujillo que todavía detentaban el poder.
Hoy, revisando un ejemplar original de ese periódico, en mis manos por cortesía del historiador Antinoe Fiallo Billini, me llena de simpatía y de seguridad en los conceptos que acabo de emitir, el saber que en su producción figuran los nombres de intachables comunicadores que hoy, cincuenta años después, son ejemplos de honestidad y vocación de servicio.
Las páginas de ese periódico son una lección de verticalidad en la defensa de los principios democráticos y de la moralidad pública. Los editoriales son ejemplos de conceptualización ética y ciudadana. Hoy, contextualizándolos, deberían ser recogidos y difundidos en los planteles escolares.
El periódico no era un espacio solo para los “cívicos”. Las denuncias, principalmente de atropellos, por parte de los trujillistas, tenían cabida sin importar los horizontes ideológicos. No había iniciativa orientada hacia la apertura democrática que ahí no encontrara eco: los abogados, los médicos, los universitarios y los simples ciudadanos ahí inscribían sus protestas y sus proyectos de organización incipiente.
Al recordar los meses posteriores al ajusticiamiento de Trujillo no pretendo levantar del nicho definitivamente sellado por la historia dominicana a algunas glorias derrotadas que llenaron de esplendor aquellos momentos difíciles del inicio de nuestra democracia. Tampoco vomitar mi nostalgia herida, porque muchas cosas hermosas se quedaron en el camino cuando debieron permanecer y acompañarnos hasta estos no previsibles episodios de esta democracia de hoy, mediocre y escamoteada a la historia y a la sociedad dominicana.
Lo que no entiendo es cómo en la bifurcación política de los años 1961 y 1962, en las opciones que ofrecían los dos líderes y organizaciones más importantes, Viriato Fiallo y la Unión Cívica Nacional y Juan Bosch y el Partido Revolucionario Dominicano, solamente Bosch quedó en nuestro horizonte como una realidad viva y en ascenso, mientras que Viriato Fiallo fue sepultado y borrado de la memoria histórica como si nunca hubiera existido. La sociedad dominicana está en deuda con Viriato Fiallo.
Nadie promovió las reivindicaciones de libertad, derechos humanos y democracia como el líder de la Unión Cívica Nacional en los primeros meses de la lucha antitrujillista, es decir, del 30 de mayo hasta la célebre Navidad con Libertad de ese año, consigna liderada por esa agrupación, que dio lugar a la salida de Balaguer al exilio. Ni siquiera los partidos de izquierda, 14 de Junio, MPD y PSP, cuyo impacto era mínimo.
Bosch estaba en un asunto más político que ideológico .Buscando capital el electoral que finalmente logró el 20 de diciembre de 1962,había lanzado su consigna de borrón y cuenta nueva, que le ha hecho tanto daño a este país, antes y ahora, destrujillizando el dilema político del momento que debió cumplirse a cabalidad. Sobre todo, dándole un contenido clasista extemporáneo a nuestra sociedad, en base a las políticamente atinadas imágenes expresadas en la separación entre tutumpotes e hijos de Machepa.
A más de cincuenta años de aquellos acontecimientos, y en vista del descalabro de la democracia boschista, balaguerista y peñagomista, que es la que reclaman los líderes actuales como gran legado de nuestra historia reciente, es necesario tomar un poco del legado de Viriato Fiallo y conciliarlo con el legado de Juan Bosch. Si fuese posible reescribir la historia, lo más saludable para esta democracia liberal que llegó hasta hoy tan contaminada de las más sombrías herencias conservadoras, hubiera sido imprimirle la impronta de esos dos líderes. Así quizás, nos hubiésemos economizado el pesado lastre que representa Joaquín Balaguer. Finalmente, la oligarquía representada por Viriato Fiallo debió ser menos nociva para nuestra sociedad que la representada por Balaguer.
Comoquiera, nos haría bien otro grito de pudor y libertad como el ¡Basta! de Mallea y el ¡Basta ya! de Viriato Fiallo. Así, quizás, podríamos barrer tantas indignidades que colman y destruyen la vida en nuestro país y las aspiraciones de la ciudadanía una mejor democracia.
La corrupción galopante, el nepotismo, la inequidad social en aumento, la ausencia de derechos sociales de calidad (educación, salud, trabajo, la seguridad social y ciudadana, trabajo, etc.), el rebajamiento de nuestra nacionalidad por la entrega complaciente al poder político y económico de las potencias internacionales y el conformismo que a todos nos envuelve, están a la espera de un nuevo ¡BASTA YA!

Una juez argentina ordena detener a Utrera Molina y 20 cargos franquistas


La magistrada pide a España su extradición a Buenos Aires para interrogarles

La juez argentina María Servini de Cubría, que investiga desde 2010 la única causa abierta en el mundo por los crímenes del franquismo, ha dictado orden de detención contra José Utrera Molina, suegro del exministro de Justicia Alberto Ruiz-Gallardón, y otros 18 cargos franquistas.La magistrada solicita a España su extradición para interrogarles en Buenos Aires, como ya hiciera en septiembre de 2013 con el exinspector José Antonio González Pacheco, alías Billy El Niño, y el ex guardia civil Jesús Muñecas, a los que imputaba sendos delitos de torturas. Ninguno de los dos fue finalmente extraditado a Argentina, aunque Muñecas y Billy el Niño sí tuvieron que ir a declarar a la Audiencia Nacional, donde el juez Pablo Ruz les retiró el pasaporte
La magistrada imputa a Utrera Molina "el haber convalidado con su firma la sentencia de muerte de Salvador Puig Antich", ejecutado a garrote vil el 2 de marzo de 1974, a los 23 años, y recuerda que los hechos "son sancionables con las penas de reclusión o prisión perpetua".
Además de la de Utrera Molina, la juez argentina ha ordenado la detención del también exministro Rodolfo Martín Villa, al que considera responsable de "la represión de la concentración de trabajadores en Vitoria el 3 de marzo de 1976 en la que fueron asesinados Pedro Martínez Ocio, Francisco Aznar Clemente, Romualdo Barroso Chaparro, José Castillo García y Bienvenido Pereda Moral, y en la que hubo más de cien heridos, muchos de ellos por armas de fuego". 
Rodolfo Martín Villa (izquierda) y José Utrera Molina. / MANUEL H. DE LEÓN (EFE)
La lista de cargos franquistas que la juez pide que sean detenidos y extraditados a Argentina para que pueda interrogarlos en la causa abierta por crímenes de lesa humanidad es la siguiente:
Antonio Carro Martínez. Ministro de la presidencia entre 1974 y 1975. La juez le imputa por "haber convalidado con su firma la sentencia de muerte por garrote vil de Salvador Puig Antich y la de losúltimos fusilamientos del régimen franquista el 27 de septiembre de 1.975". Las ejecuciones se llevaron a cabo en Madrid, Barcelona y Burgos. Los ejecutados fueron José Humberto Baena Alonso, José Luís Sánchez Bravo Sollas, Ramón García Sanz, Juan Paredes Manot, y Ángel Otaegui Echeverría.
Licino de la Fuente y Antonio Barrera de Irimo. También les imputa por haber convalidado con su firma la sentencia de muerte por garrote vil de Salvador Puig Antich. El primero fue ministro de Trabajo entre 1969 y 1975. El segundo fue ministro de Hacienda entre 1973 y 1974.
José María Sánchez Ventura Pascual. La juez le imputa por "haber firmado las sentencias de muerte de los últimos fusilamientos del régimen franquista el 27 de septiembre de 1.975". Era ministro de Justicia.
Alfonso Osorio y Jesús Quintana. La juez pide su detención por su "responsabilidad" en la conocida como matanza de Vitoria, el  3 de marzo de 1976, en la que murieron los trabajadores Pedro María Martínez Ocio, de 27 años; Francisco Aznar Clemente, de 17; Romualdo Barroso Chaparro, de 19; José Castillo García, de 32 y Bienvenido Pereda Moral, de 30.

"¡Hoy es un gran día!"

NATALIA JUNQUERA
Los querellantes, que acudieron a la justicia argentina tras el procesamiento de Baltasar Garzón por abrir una investigación sobre los crímenes de la Guerra Civil y la dictadura, celebran el auto de Servini de Cubría. "¡Hoy es un gran día!", resume María Arcenegui, portavoz. "¡Qué gran noticia! ¡Aún no lo puedo creer!", señala Chon Vargas, hija de Ascensión Mendieta, una anciana que cumplió 88 años en un avión a Buenos Aires en noviembre del año pasado solo para pedirle a la magistrada ayuda para encontrar los restos de su padre.
Servini ordenó el pasado febrero que se abriera la fosa común de Guadalajara en la que yace Timoteo Mendieta, pero el juzgado territorial remite al Ministerio de Justicia y el Ministerio da largas a la familia. "Acabamos de pedir una reunión con el nuevo ministro para que resuelva el asunto. Mi madre va a cumplir 89 años, acaba de tener una angina de pecho y no puede esperar más", afirma Chon Vargas. 
Víctimas y familiares presentaron la querella por los crímenes del franquismo en Buenos Aires el 14 de abril de 2010. El primer denunciante, Darío Rivas, emigró a Argentina desde Galicia siendo niño tras el fusilamiento de su padre. Él ya recuperó los restos, pero a sus 94 años sigue volcado en la causa y viaja con frecuencia a España para dar conferencias y pedir que nadie se olvide de los más de 100.000 fusilados como su padre que aún permanecen en fosas y cunetas. 
Dos de los abogados que están ayudando a las víctimas del franquismo en esta querella son precisamente argentinos: Ana Mesutti y Carlos Slepoy, que ya fue letrado en la primera causa que se abrió contra el dictador Rafael Videla, desde España, en 1996. Fue el juez Baltasar Garzón quien abrió aquella causa aplicando el mismo principio que ahora reivindica la juez argentina para pedir la detención de 20 cargos franquistas: la jurisdicción universal. 
Fernando Suárez y Jesús Cejas Mohedano. Les imputa "por haber convalidado con su firma las sentencias de muerte de José Humberto Baena, José Luís Sánchez Bravo, Ramón García Sanz; Juan Paredes y Ángel Otaegui Etxebarria, fusilados el 27 de septiembre de 1975".
Antonio Troncoso de Castro. La juez le imputa  por "tentativa de homicidio". Fue vocal suplente del Consejo de Guerra Sumarísimo 31/69 (Proceso de Burgos, diciembre de 1970) y "de muchos de los consejos de guerra y causas militares organizados contra luchadores antifranquistas desde 1963 hasta el final de la dictadura", dice el auto.
Carlos Rey.  En 1974 era capitán auditor del Cuerpo Jurídico del Ejército y participó en el Consejo de Guerra de la causa militar que juzgó a Salvador Puig Antich. "Desarrolló las funciones de vocal ponente, y como tal informó y fue redactor de la sentencia que lo condenaría a muerte", escribe la juez.
Abelardo García Balaguer,. Médico. La juez le imputa el robo del hijo de Adela Carrasco Martínez, que ingresó en el Hospital Municipal de la Línea de la Concepción (Cádiz) el 5 de Noviembre de 1967 para dar a luz.
Jesús González Reglero. La juez acusa al expolicía de haber "participado en las torturas infligidas" el 20 de febrero de 1975 a Alfredo Rodríguez Bonilla y Francisca Villar en la Dirección General de Seguridad de Puerta del Sol (Madrid).
Ricardo Algar Barrón. La juez le imputa el haber "participado en las torturas infligidas a José María Galante Serrano", detenido durante 10 días en la antigua Dirección General de Seguridad. La magistrada afirma en el auto que los hechos que le imputa son sancionables con penas de 8 a 25 años de cárcel.
Félix Criado Sanz. La juez le imputa haber participado "en las torturas denunciadas por Jon Etxabe Garitacelaya", detenido el 11 de abril de 1.969. Según su relato, fue "salvajemente torturado" durante siete días en una comisaría de Zamora.
Pascual Honrado. Servini de Cubría le acusa de torturar a Gerardo Iglesias, exsecretario del PCE y ex Presidente de Izquierda Unida, que fue detenido por la Brigada Político Social de Oviedo, acusado de incitar a la huelga.
Jesús Martínez. La juez pide su detención para interrogarlo por una denuncia de torturas a José Aznar Cortijo.
Benjamín Solsona. La juez le acusa de haber "participado en las torturas infligidas a Juan José López Hernando y a Francisco Camarasa Yañez el 23 de abril de 1971 en Valencia".
Atilano del Valle. Ex miembro de la Brigada Político Social. La juez le imputa el haber "disparado y arrojado por la ventana a Miguel Jiménez Hinojosa tras su detención en un piso de la ciudad de Barcelona, el  24 de abril de 1971".

La comisión interamericana acusa de desacato a la República Dominicana

La Comisión Interamericana acusa de desacato al Gobierno dominicano

El país rechaza una condena internacional por discriminar a ciudadanos haitianos

Haitianos en Santo domingo regularizando papeles migratorios / ORLANDO BARRÍA (EFE)
Era la primera comparecencia de República Dominicana ante el sistema internacional de justicia tras su decisión de rechazar la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos que la consideró culpable de discriminar a ciudadanos de origen haitiano. Y los representantes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que con la Corte conforman el sistema regional de justicia no perdieron este viernes la ocasión de recriminarle al Estado su actitud.
El mensaje fue inequívoco: no se pueden interpretar al "antojo" de cada Estado las decisiones de un tribunal internacional como la Corte Interamericana porque hacerlo pondría en entredicho la justicia internacional.
"Si cada Estado tuviera la última palabra acerca de cómo interpreta el sentido y alcance de sus obligaciones interancionales, el Derecho Internacional no tendría ningún sentido", subrayó el comisionado Felipe González, relator sobre los Derechos de los Migrantes.
La Corte Interamericana dio a conocer la semana pasada su fallo declarando culpable a República Dominicana por privaciones ilegales y arbirarias de libertad y por expulsiones sumarias de 26 haitianos y dominicanos de origen haitiano entre 1999 y 2000. En la misma sentencia decretó además que una resolución constitucional emitida en 2013 que privaba de ciudadanía a unas 200.000 personas viola el "derecho a la nacionalidad", tal como había recalcado también la CIDH cuando visitó el país caribeño en diciembre del año pasado.
El Gobierno dominicano respondió rápidamente rechazando en un comunicado la sentencia, que calificó de "extemporánea, sesgada e inoportuna", y declaró que "cualquier posición que cuestione los poderes legítimamente constituidos de nuestro Estado es inaceptable para la República Dominicana".
La sentencia confirma privaciones ilegales y arbitrarias de libertad y por expulsiones sumarias de 26 haitianos y dominicanos de origen haitiano
"De ninguna manera es una invasión de los órganos internacionales en asuntos internos de un Estado", replicó este viernes el comisionado González. "Son obligaciones que los Estados, en este caso República Dominicana, asumen voluntariamente y la interpretación última la tiene el organismo internacional", subrayó.
"No caben aquí nuevas interpretaciones por parte del Estado", insistió González. "Ahora la Corte dice claramente que las obligaciones del Estado son A, B y C y el Estado no puede argumentar que sus obligaciones son D, E y F, tiene que atenerse a la interpretación de la Corte Interamericana, si al final cada Estado puede interpretar el tratado como se le antoja, no tendría ningún sentido que hubiera tribunales encargados de su interpretación".
También la relatora para el país, Rosa María Ortiz, le recordó a la representación dominicana que el propio ordenamiento jurídico dominicano se rige por tratados internacionales.
El rapapolvo de la CIDH continuó de mano de su presidenta, Tracy Robinson, quien lamentó la baja representación en la audiencia del Estado dominicano. Este sólo se personó con una representante alterna ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Ellen Martínez, que no respondió a los comentarios y preguntas sino que dijo los remitiría a s u gobierno.
Después del intenso seguimiento que le ha dado la CIDH al caso dominicano, la audiencia de este viernes, una de las últimas de este periodo de sesiones, habría sido una "excelente oportunidad" tanto para el Estado dominicano como para los responsables de implementar la ley de "responder" a las preguntas, dijo Robinson.
Pese al silencio oficial dominicano este viernes y su previo duro rechazo a la sentencia de la Corte, Natanael Santana, de la organización sin ánimo de lucro Centro de Asesoría e Investigaciones Legales (CEDAIL) que fue una de las peticionarias de la audiencia, se mostró confiado en que el Gobierno de Danilo Medina acabará acatando la sentencia.
República Dominicana "parece decidida a seguir aferrada al sistema interamericano", señaló a periodistas tras la audiencia. "En una primera reacción es natural algún tipo de desconcierto, pero estamos esperanzados en que el Estado en los próximos días empiece a implementar las observaciones de la Corte", agregó.
Santana también restó importancia a las voces que en su país se han alzado cuestionando la pertinencia de continuar en el sistema interamericano de derechos humanos.
"Las consecuencias que implicaría el tener que denunciar la Convención (Americana de Derechos Humanos, la vía para dejar de estar sujeto a la jurisdicción de la Corte Interamericana como ha hecho en los últimos años Venezuela) son de alcances mayores que estoy seguro que el Estado dominicano no está en condiciones de asumir, porque nos estaríamos presentando ante la comunidad internacional como alguien capaz de desconocer las reglas del juego que previamente ha establecido cuando algo no le favorece", señaló.

jueves, 30 de octubre de 2014

Las huellas mediáticas de lo que está pasando


Por Andrés L. Mateo. 30 de octubre de 2014 - 12:30 am - 
amateo

Andrés L. Mateo

Escritor, novelista, poeta, educador, critico literario, ensayista, investigador y filósofo. Ganador del Premio Nacional de Literatura 2004. Estudió Filología en la Universidad de La Habana. Actualmente es Decano de Estudios Generales, de la Universidad APEC. autor de las novelas Pisar los dedos de Dios,1979. La otra Penélope, 1982. La balada de Alfonsina Bairán, 1992. El Violín de la Adúltera, 2007.
No hay que leer a Noam Chomsky para saber cómo en el mundo de hoy la realidad puede ser manipulada. Pero las mismas palabras, los mismos signos que destiñen la realidad, encarnan también una nueva manera de manejar la información. +
La comprensión lectoradebe ir más allá de la significancia semántica, y alcanzar la significancia semiótica para saber qué es lo que se mueve en el seno de tantos acontecimientos que revientan al mismo tiempo.  Leer lo que está pasando ahora mismo en la República Dominicana es introducirse en ese complejo entramado de informaciones, réplicas y contra réplicas, retículas de poderes, tácticas y estrategias,etc;  todo solapado en gran medida en el complejo semiótico de la lucha por el poder.
Una buena parte de lo que está ocurriendo ante nuestros ojos, no necesita ser justificado, ha sido creado, manipulado, organizado como un engendro del poder
Un cuadro sinóptico de acontecimientos nos podría ayudar. El nudo gordiano es el sometimiento formal del  senador Félix Bautista, por parte del Procurador General de la República, Francisco Domínguez Brito. Colocándolo como telón de fondo, los acontecimientos que se precipitan son los siguientes:
A) El acuerdo entre Jaime Aristy Escuder y Félix Bautista es estigmatizado como “retractación” por parte de los estrategas mediáticos del senador. B) Sometimiento del senador Félix Bautista. C)Rueda de prensa de los senadores leonelistas pidiendo la destitución del procurador. D)  Media tours de Félix Bautista (Comparecencia en programas radiales, televisivos, etc.). F) Pronunciamiento de los diputados leonelistas pidiendo la destitución del procurador.  Circunnavegando el escenario político, otros hechos se suman al panorama: A) Ataque espectacular a la cárcel de Najayo. B) Quema de un vagón del Metro. C) Sabotaje a las redes eléctricas del país.
Como se ve, el país está en ascuas. La imagen nada desproporcionada de la realidad indica el caos, la desestabilización.Pero lo que no se ve es lo mejor. Los caracteres constantes de los acontecimientos apuntan hacia dentro del partido gobernante. Es obvio que allí se verifica una lucha abierta por el poder.
¿Qué se persigue acusando al procurador de ser “un político en campaña”? Sencillamente desvirtuar la acusación contra el senador Bautista. Y algo más: enseñar músculos a la facción contraria dentro del Partido con un espíritu de cuerpo.
El danilismo está ya muy lejos de aquellas dos lágrimas cansadas que colgaban de las mejillas de Danilo Medina la noche en que tronó: “me derrotó el Estado”. Usando ése mismo Estado, reventó a Leonel Fernández en la convención interna, y hoy es quien maneja la poderosa maquinaria del presupuesto.
El leonelismo siente una amenaza real frente a la acusación formal del procurador. La corrupción es su signo, el Estado como patrimonio del partido, la riqueza social mágicamente fundida en el despliegue de bienes que ostentan personajes que apenas ayer eran pobres de solemnidad. No podemos confundir el efecto con la causa. Enfrentamos situacionesy acontecimientos tan fluidos que pareciera que todo puede volver al caos. Pero ésa es la apariencia, la esencia es lo que se desenvuelve en el seno del partido en el poder.
Casi sin oposición, el PLD se devora a sí mismo en una lucha por el poder. La primigenia consigna de Juan Bosch al estructurar un partido de nuevo tipo decía: “Servir al partido para servir al pueblo”. Pero el ejercicio del poder de sus discípulos ha originado algunas prácticas que han transformado esa consigna fundacional en su contrario.
Lo que estamos viviendo es una realidad que ha invertido profundamente el sentido de esa consigna en la República Dominicana. El PLD no ha permitido que el pueblo se apropie del poder, sino que el poder se ha apoderado de las masas. Eso es lo que podemos leer tras las huellas mediáticas de lo que está ocurriendo.
Las tensiones que esa lucha por el poder  generó  en las elecciones internas del 2008, no son comparables a las pasiones de ahora, porque ambas facciones ya han probado las “mieles del poder”, y pertenecen a la misma estirpe.
Es por eso que hemos vivido el exceso de los senadores y las amenazas de los diputados. Y es por ello que todo cuanto está ocurriendo en el país hay que arrojarlo contra el telón de fondo de esa lucha por el poder. Lo real no existe  sino como una abstracción que organiza muchas cosas a su alrededor.
Una buena parte de lo que está ocurriendo ante nuestros ojos, no necesita ser justificado, ha sido creado, manipulado, organizado como un engendro del poder. Porque, sin discusión, si hay amenaza es  porque la corrupción es su signo.

Los francotiradores soviéticos

CUERPO MILITARES

Día 30/10/2014 - 07.20h

Una gran parte fueron mujeres y una de ellas llegaría a ser la primera ciudadana de la URSS recibida por un presidente norteamericano

Los francotiradores alcanzaron su mayoría de edad en el frente estático de las trincheras de la Primera Guerra Mundial, un entorno ideal para mostrar toda su valía. Cuando acabó la lucha, los principales combatientes olvidaron rápidamente las lecciones tan duramente aprendidas, descuidando el equipamiento y el entrenamiento de sus francotiradores. Tan sólo la Unión Soviética continuó reconociendo su importancia, hasta el punto de que, cuando comenzó la Segunda Guerra Mundial, el Ejército Rojo tenía unos 60.000 francotiradores entrenados, más que los demás contendientes juntos.
Los soldados con aptitudes para hacer fuego con precisión recibían un entrenamiento de tres semanas en alguna escuela de francotiradores, en la que aprendían a disparar, camuflarse, observar, orientarse en el terreno y, algo específico de la formación soviética, a combatir en regiones boscosas o áreas edificadas, sacando partido a las múltiples ventajas que ofrecían. Además del fusil de francotirador, aprendían a manejar granadas de mano, bayonetas, subfusiles y fusiles contracarro. Esto se debía a que, una vez terminado su periodo de entrenamiento, se incorporaban a unidades corrientes de infantería, combatiendo en muchas ocasiones como un soldado más.
Actuando siempre por parejas, formadas por un observador y un tirador que podían intercambiar sus puestos, sus tareas en el frente consistían en eliminar, en primer lugar, a los francotiradores enemigos para poderactuar con libertad, luego acabar con sus mandos y, por último, reducir el fuego enemigo poniendo fuera de combate a los servidores de las ametralladoras y morteros y a los observadores que dirigían a la artillería. A veces se combinaban varias parejas para misiones especiales, como inmovilizar a una columna enemiga, logrando efectos devastadores. Durante los primeros compases de la invasión alemana, la acuciante necesidad de reponer las inmensas bajas sufridas hizo necesario acortar la duración de los cursos a unos pocos días. Después, los novatos, apodados zaichata (lebratos), se asignaban por parejas a un tirador veterano que trataba de enseñarles los rudimentos del oficio antes de que el enemigo los matara.
Su armamento específico estándar consistía en el fusil Mosin-Nagant M1891/30 de 7,62 mm de calibre equipado con una mira telescópica PE o PEM de 4 aumentos, o la más sencilla PU de 3,5 aumentos. Portaban normalmente 120 cartuchos de diversos tipos, incluyendo proyectiles corrientes, perforantes-incendiarios, trazadores o explosivos. Hasta 1938 se fabricaron más de 53.000 de estos fusiles y desde 1942 se alcanzó el ritmo de unos 50.000 anuales. Cuando el ejército adoptó el fusil semiautomático Tokarev SVT 40, enseguida se adaptó para el tiro de precisión acoplándole la mira PU, aunque resultó ser un arma poco precisa más allá de los 500 metros. Vestían cualquir prenda que les permitiese moverse con comodidad y pasar desapercibidos. En verano usaban amplios blusones de camuflaje y en invierno trajes blancos de abrigo para confundirse con la nieve y poder soportar inmóviles las bajísimas temperaturas.
Los soviéticos consideraron a las mujeres especialmente aptas para actuar como francotiradoras. Valoraban su paciencia, su astucia, su mayor resistencia al frío y su capacidad para soportar el estrés del combate. Se formaron principalmente en la Escuela Central de Francotiradoras, próxima a Moscú, dirigida por Nora Chegodaeva, una veterana de la Guerra Civil española. Se estima que entre las 1.061 graduadas de la escuela y las 407 instructoras, mataron a unos 12.000 soldados alemanes.
Muchos francotiradores soviéticos se convirtieron en leyendas y recibieron el título de Héroes de la Unión Soviética, la más alta condecoración de su país. De los diez francotiradores más mortíferos de la Segunda Guerra Mundial, el primero fue el finlandés Simo Häyhä, con más de 542 víctimas confirmadas. Los nueve siguientes fueron soviéticos, todos con entre 500 y 400 enemigos muertos, con Iván Sidorenko a la cabeza. Su carrera comenzó en la Batalla de Moscú en 1941, especializándose poco después en formar a otros francotiradores. Vasili Záitsev fue el más popular de todos (aunque sólo logró acabar con 225 enemigos) gracias a su obra «Memorias de un francotirador en Stalingrado», donde dejó constancia de sus hazañas, que serían inmortalizadas también en la película Enemigo a las Puertas. La francotiradora más exitosa, con 309 enemigos en su haber, fue Liudmila Pavlichenko. Después de ser herida, realizó en 1942 un viaje propagandístico por EEUU, Canadá y Reino Unido, siendo la primera ciudadana soviética recibida por un presidente norteamericano.
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
1 Comentario
Hace 5 horas
auric.scaramanga_139­4996247341
Si, habia muchas mujeres franacotiradoras. De hecho, uno de los francotiradores alemanes mas famosos cuenta en "Im Auge des Jägers" que una vez mato a 13 francotiradores sovieticos en un grupo, uno por uno, y cuando fue a verlos....eran todas mujeres!

Sigue ABC.es en...

Hemeroteca
La portada de...
Un día en tu vida:
  

REPRESENTATION OF BLACKNESS IN DOMINICAN SOCIETY

EL MERENGUE Y TRUJILLO

CUENTO SOBRE LA DICTADURA DE TRUJILLO

Cuento de Jairon Francisco CALLE 5 DETRAS DE UNA VENTANA

COMUNICACION Y PRENSA EN LA DICTADURA DE TRUJILLO

POESIA EN LA DICTADURA