BIENVENIDOS

ESTE BLOG NACE PARA CONOCER LOS MALES DE LA DEMOCRACIA, HISTORIAS DE LAS DICTADURAS DEL MUNDO Y SOBRE TODO PARA ANALIZAR LA VIDA Y OBRA DEL DICTADOR RAFAEL LEONIDAS TRUJILLO MOLINA ,QUIEN GOBERNARA LA REPUBLICA DOMINICANA DESDE 1930 HASTA 1961. Para los interesados en el tema y los olvidadizos de sus hechos, aquí están para consultar múltiples artículos escritos por diversas personalidades internacionales y del país. El monopólico poder de este tirano con la supresión de las libertades fundamentales, su terrorismo de Estado basado en muertes ,desapariciones, torturas y la restricción del derecho a disentir de las personas , son razones suficientes y valederas PARA QUE NO SE REPITA SU HISTORIA . HISTORY CAN NOT BE REPEATED VERSION EN INGLES

jueves, 23 de octubre de 2014

Las calles y los héroes

Editorial diario libre del 24 de Octubre del 2014
Muchos de nuestros héroes han sufrido de la marginación política y social de los que les sucedieron en la conducción del país, y sus nombres se han olvidado, y no tienen el lugar que corresponde a su sacrificio y entrega.
La ciudad está llena de nombres en sus calles que representan muy poco para el país, mientras verdaderos héroes nacionales, hombres y mujeres que dieron su vida para darnos libertad y soberanía, están relegados a un segundo plano en la estima popular.
La calle dedicada a Luperón en el centro de la ciudad, es un callejón casi intransitable. El nombre que ajustició a Trujillo es apenas reconocible en una pequeña calle de un barrio. Qué decir de próceres del civismo, como Espaillat o Bonó.
Se hace necesario elevar al pedestal del ejemplo a todos esos prohombres, designando calles y avenidas que sean representativas de su contribución a la libertad dominicana. Los ayuntamientos tienen una tarea pendiente en ese sentido. Hay que rendir el homenaje de la Patria a nuestros grandes hombres.

La amistad en la dictadura de Trujillo


Por Giannella Perdomo Pérez. 23 de octubre de 2014 - 12:10 am - 
En los días del “Padre de la Patria Nueva”, la lectura era un refugio para nosotros. Allí nos reuníamos con Fabio, Lula, -de la familia Estévez, perseguida durante años por anti-trujillistas- y otros que los espacios periodísticos permitidos, me impiden nominarles.

gperdomo

Giannella Perdomo Pérez

Laboré 17 años en la Corporación Dominicana de Electricidad y 8 años en la UASD. Escribo quizás por genética o porque mis excelentes profesores ayudaron a desarrollar esta habilidad. Escribo como un hobbie, además de considerar la importancia en dilucidar temas que puedan beneficiar a la sociedad de nuestro país. No pertenezco a ningún grupo político y creo en Dios. Actualmente disfruto de la tercera edad y el retiro aplicado por mis años de trabajo en instituciones del Estado.
En días pasados disfruté de una simple y amorosa llamada telefónica que por motivo de su cumpleaños,  hice a mi compañera de estudios y más que amiga, hermana -amiguermana como me gusta llamarla- Katia, a quien, entre otros de sus regalos, me acercó a conocer al Jesús del que tanto tiempo me había alejado.
Con las facilidades  que nos brindan las tecnologías telefónica y cibernética, comentamos lo mucho que gustó a su nieto Mateo, el video que le envié.  En el mismo, unos ratoncitos saltan sobre el teclado del piano, tocando la entrañable melodía del cumpleaños feliz. Doblemente satisfecha, agradecí a Nuestro Señor, las bondades que ahora podemos disfrutar.
Extraordinario resulta poder comunicarnos cuando se nos antoja, sin miedos ni temores, tal cual experimentábamos en los días finales de la dictadura, época en la que debíamos medir cada milimétrica palabra a decir por los hilos telefónicos. Y así sucedía en nuestro hogar.
Eugenio Perdomo
Eugenio Perdomo
Familia etiquetada como anti-trujillista, debido al apresamiento de mi padre, Eugenio Perdomo Ramírez -acontecido en Santiago de los Caballeros, el 25 de enero del 1960,  por su participación en el Movimiento Clandestino 14 de Junio-,  resultaba muy doloroso que mis  amigos y colegas, también adolescentes,  mostraran  miedos para aproximarse donde pudiera estar, hablarme y hasta invitarme a sus fiestas de cumpleaños o cualquier “bonche” de la época.
De esos encuentros, lamentablemente escuchaba sus comentarios en las horas del recreo, tiempo de disfrute  por los pasillos, las gradas y canchas de juegos de bolley-ball y basket-ball, del Liceo Secundario “Ulises Francisco Espaillat”, en Santiago de los Caballeros.
La situación descrita, que también vivían mis hermanos Virgilio Eugenio y Elia, se repetía en aquellos hogares en los cuales uno o varios de sus miembros luchaban contra Trujillo y su dictatorial régimen. Por citar un caso, las vivencias de los hijos del célebre Santiaguero  don Moisés Franco y Franco, quien desde su emisora de radio criticó la política de  Rafael Leónidas.  Por órdenes  del “Jefe”, vivió años de cautiverio,  tanto en cárceles como en su propio hogar.
Hablando con Moisés Franco Llenas – uno de los hijos mayores de los 8 procreados por el matrimonio Franco Llenas-,  me comentaba: “En fin, fueron años de pesadilla, inspirando temor entre los demás, y a los niños de la escuela les prohibían visitarnos porque “en esa familia hay gente tuberculosa”. Cuánta maldad,        ¡los niños también eran víctimas por el antitrujilismo de sus mayores!
La evolución de mis años me permitió comprender el comportamiento de mis compañeros y amigos de siempre.  Resultaba arriesgado mezclarse con alguien de mi parentela, porque la detención de mi padre – cuyos restos aún ignoramos donde reposan- nos “etiquetó” hasta el final del gobierno del “Perínclito Barón de San Cristóbal, además de Benefactor de la Iglesia”.
En el transcurso de estas décadas, y justo por la fiesta del cumpleaños de Katia, recordé lo muy solidarios que resultaron algunos amigos de aquel  nefasto período.
Cultivar la amistad es un don que no todos poseemos y en tiempos difíciles, mantenerla, cuidarla y mimarla, resultan joyas de incalculable valor.  En este sentido, ¡porque el viaje puede detenerse y sorprendernos en cualquier instante!, quiero agradecer lo mucho que me aportaron mis valientes amigos de antaño, quienes  jamás temieron a las represalias que pudieran sorprenderles y siempre, sin proponérmelo ni mucho menos pedirlo, estuvieron presentes brindándome su apoyo.
La ausencia de mi padre restó mis deseos por los estudios, todo carecía de importancia, excepto ¡volver a verle!  Asistir a clases era casi  un   martirio pero a Quisqueya, madre valiente, ¡sus hijos debían graduarse de Bachiller!, puertas para una mejor preparación profesional.
Eugenio Perdomo
Eugenio Perdomo
Ante tal proceder, diametralmente opuesto a mi comportamiento habitual,  me invitaban para estudiar y divertirnos juntos.  Sin mejores opciones,   íbamos a la misa dominical, al cine para ver películas de nuestros actores favoritos  o reunirnos a escuchar música del momento.
En la casa de Flérida y Danilo Franco,  qué deleite, conversar sobre Bill Halley, Elvis Presley o Frank Sinatra.  ¡¡¡Increíble!!! Porque mientras muchos jóvenes guardaban prisión y/o fueron desaparecidos por haber lanzado volantes contra el dictador Trujillo -grupo Los Panfleteros de Santiago-  nosotros hablábamos caballá, coreábamos  melodías norteamericanas y también comentar algún libro de Neruda o temas interesantes.
En los días del “Padre de la Patria Nueva”, la lectura era un refugio para nosotros. Allí nos reuníamos con Fabio, Lula, -de la familia Estévez, perseguida durante años por anti-trujillistas- y otros que los espacios periodísticos permitidos, me impiden nominarles.
Con Katia, de los Estévez, frente al Liceo, -como eran reconocidos- nos reuníamos de igual manera.  Siempre existía el motivo para nuestras tertulias, hoy “juntaderas”, y además disfrutar de exquisitas limonadas.  En días de Semana Santa, jamás faltaron las sabrosas  habichuelas con dulce.
¡Qué bien me sentía con la camaradería que nos unía! Tropiezo con las normas ante la imposibilidad de mencionarlos a todos, pero no puedo dejar de reconocer la solidaridad y la amistad que me brindaron   Liliana, David, Flérida,  Milo, Belkis, Nelson, Farah, José Miguel, Libertad, Armando, Scarlett y Katia.
Con sus nombres, quiero agradecer a todos mis leales amigos y “panitas”, quienes en plena “Era de Trujillo”, me enseñaron  el valor de la verdadera amistad. ¡Que Dios les bendiga!  A  Juany Bisonó, Estela Hidalgo, y otros que ya no están con nosotros, ¡descansen en paz!

La ética del merenguero



Por 
amateo[@]adm.unapec.edu.do 
2:00 am
Privando en “tíguere”, e instalándose como un pachá en la degradada atmósfera de la sociedad dominicana, el merenguero Sergio Vargas nos restregó su ética: “Todo el que pueda buscarse sus cuartos en esta sociedad, que los busque (… ). El fin justifica los medios”- exclamó. Pocas gentes dan en público un portazo tan rotundo a los valores, y se reconocen en la conciencia del culpable y en la del desdichado; porque no es más que un desdichado quien recomienda la ausencia de virtud en la búsqueda del triunfo, y porque desde Aristóteles, para la ética, no toda forma de triunfar vale.
En estos días está circulando un pequeño libro del reconocido filósofo español Fernando Savater, titulado “Invitación a la ética”, y copiaré su breve y sustancial definición: “Llamo ética a la convicción revolucionaria y a la vez tradicionalmente humana de que no todo vale por igual, de que hay razones para preferir un tipo de actuación a otros, de que esas razones surgen precisamente de un núcleo no trascendente sino inmanente al hombre y situado más allá del ámbito que la pura razón cubre”. Exactamente todo lo contrario de lo que el arrogante merenguero recomienda se haga en la sociedad dominicana, porque puede que exista una enorme disparidad de criterios respecto de la razón moral, pero eso que Savater dice que “está situado más allá del ámbito que la pura razón cubre” se llama valores, y a una sociedad le es imposible vivir sin valores. Los valores conforman la expresión concentrada de las relaciones sociales, y actúan como normas, como cemento invisible, de la actividad práctico social de los hombres y las mujeres a lo largo de la historia. Cuando la escala de valores se sume en una elasticidad tan permisiva e inmoral como la que proclamó el merenguero Sergio Vargas se prostituye el orden de las relaciones sociales.
La corrupción, por ejemplo, es un antivalor. Está opuesta a la honradez, a la honestidad, a la responsabilidad, a la solidaridad, etc. Por lo tanto, no debería valer por igual ser corrupto a ser honesto, solidario, honrado. Los valores son también un reconocimiento del otro, nos empujan a la convicción revolucionaria de que nos habla Fernando Savater cuando establece que en la interactuación social “no todo vale por igual”, y de que “hay razones para preferir un tipo de actuación a otros”. La corrupción no es algo natural, no define la condición genética del dominicano, no está cifrada en la biología particular del ser nacional, no tiene nada que ver con ser blanco, negro o mulato. La corrupción es una práctica, un modo de “hacer” de quienes nos han dirigido. Pero como se ha reiterado una y otra vez históricamente hablando, y se legitima en la impunidad; fenomenológicamente se describe como algo “natural” y “propio del dominicano”. Quienes asumen como naturales las prácticas repetidas de abandono de la escala de valores degradan la convivencia civilizada. Yo no aspiro a que las ínfulas y el engreimiento del cantante de merengue comprendan esta zozobra abstracta de luchar por valores, sobre todo porque él sabe muy bien cómo se corta el bacalao en la República Dominicana; aunque espero que sus recomendaciones no influyan en quienes pudieran admirarlo como artista. La corrupción se ha ganado su propio derecho a estar presente en la subvertida forma de razonar la práctica política en nuestro país, y son pocos los “líderes” que se han sustraído del embrujo de la concepción patrimonial del Estado.
Casi todos los filósofos que han tratado el problema de la ética dicen que los valores brotan del querer. Porque el ser humano es una creación social inacabada, y no es lo que debería ser, sino lo que es. El propio Fernando Savater explica, en el libro que ya hemos citado, que “partir del querer del hombre significa que éste no está dado de una vez por todas, no se configura como una naturaleza definida desde la necesidad de modo plenamente acabado, sino como un hacer que se abre a lo posible desde la libertad en cada decisión”. Por eso, cualquier discurso ético no puede presentar una descripción exterior de la conducta humana, sino que debe proponer un ideal. Pero un ideal enteramente realizable, no un sueño impotente que anhela lo imposible. Nuestro querer es vivir en una sociedad empinada sobre un régimen de consecuencias. Y eso es posible. Como derrotar la ética del merenguero, también es posible.
http://www.amazon.com/SELF-HELP-BUSINESS-Joaquin-Salazar-ebook/dp/B00MQ1DW3I/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1414106505&sr=8-1&keywords=self+help+in+life+and+business+joaquin+salazar

El Papa Francisco: «La corrupción es un mal más grande que el pecado»


Día 23/10/2014 - 15.48h

El Sumo Pontífice asegura que es un mal que, más que perdonar, hay que curar

El Papa Francisco ha advertido de que «la corrupción es un mal más grande que el pecado», durante la audiencia a una delegación de laAsociación Internacional de Derecho Penal a quien dirigió un discurso centrado en los puntos que, en ese ámbito, interpelan a la Iglesia en su misión de evangelización y de promoción humana.
«La escandalosa concentración de la riqueza global es posible a causa de la connivencia de los responsables de la cosa pública con los poderes fuertes. La corrupción, es en si misma un proceso de muerte y un mal más grande que el pecado. Un mal que, más que perdonar, hay que curar».
Por otro lado, el Pontífice ha recordado a los juristas la necesidad de adoptar instrumentos legales y políticos que no caigan en la «lógica mitológica del "chivo expiatorio"», es decir, del individuo acusado injustamente de las desgracias que afectan a una comunidad y, por ellos, sacrificado, así como de rechazar la creencia según la cual la sanción penal consigue beneficios que requerirían, en cambio, la implementación de políticas sociales económicas y de inclusión social.

Contra la pena de muerte

Francisco también ha reafirmado la «condena absoluta» de la pena de muerte, reiterando la primacía de la vida y la dignidad de la persona. En este sentido, ha subrayado que para un cristiano es «inadmisible» y, en este contexto, también se ha referido a las llamadas "ejecuciones extrajudiciales", es decir, los homicidios deliberados cometidos por algunos estados o sus agentes y presentados como consecuencia del uso razonable, necesario y proporcional de la fuerza para aplicar la ley.
Asimismo, ha destacado que la pena de muerte es utilizada en los regímenes totalitarios como «un instrumento de supresión de la disidencia política o de persecución de las minorías religiosas o culturales».
El Papa también se ha detenido en las condiciones de los encarcelados, entre ellos, los presos sin condena y los condenados sin juicio afirmando que la prisión preventiva, cuando se usa de forma abusiva constituye otra forma contemporánea de pena ilícita oculta, más allá de la legalidad.

Condición de las cárceles

En esta línea, también ha criticado las condiciones deplorables de las penitenciarías en buena parte del planeta. Francisco habló también de la tortura y de otros tratos inhumanos y degradantes, afirmando que en nuestros días las torturas se administran no sólo como un medio para lograr un fin particular, tales como la confesión o denuncia -practicas características de la doctrina de la seguridad nacional - sino que constituyen un dolor añadido a los males propios de la detención.
En esta línea, ha lamentado la aplicación de sanciones penales a los niños y ancianos condenando su uso en ambos casos, así como algunas formas de criminalidad que hieren gravemente la dignidad de la persona y el bien común, entre ellas, la trata de personas y la esclavitud. Entre estas formas de criminalidad, ha citado también la pobreza absoluta en que viven más de mil millones de personas y la corrupción.

Hong Kong :“La presión callejera no es suficiente; hacen falta huelgas laborales”


Entrevista a Alex Chow, uno de los líderes estudiantiles del movimiento prodemocracia de Hong Kong

Alex Chow, entre otros líderes prodemocracia, en la reunión con las autoridades de Hong Kong. / PHILIPPE LOPEZ (AFP)
Alex Chow, de 23 años, es el secretario general de la Federación de Estudiantes Universitarios de Hong Kong, la organización que en nombre del movimiento prodemocracia dialogó, en un debate sin predecentes en el territorio autónomo chino, con el Gobierno local sobre reformas electorales. La conversación se saldó sin acercar posiciones, y los estudiantes aseguran que mantendrán las sentadas hasta que el Ejecutivo presente una propuesta que garantice elecciones libres y democráticas en 2017. En conversación con EL PAÍS analiza el fenómeno de las manifestaciones en las calles hongkonesas desde hace 25 días y sopesa los próximos pasos.
Pregunta. ¿Cómo evalúa el resultado del diálogo con el Gobierno?
Respuesta. Nunca tuvimos grandes expectativas, así que no estamos muy defraudados, aunque los funcionarios nos ofrecieron aún menos de lo que esperábamos. Lanzaron un par de palabras clave sobre la mesa: “informe” y “plataforma”, pero son términos sin significado porque no hay fecha, detalles ni metas definidas. Esta Administración no tiene el coraje de decirle a Pekín que la gente de Hong Kong no acepta su propuesta de reforma electoral. Ante esta realidad, nuestra tarea es, mediante el movimiento de desobediencia civil, presionar sobre el Gobierno autónomo y obligarle a transmitir este mensaje de la ciudadanía a Pekín. Queremos hacerles entender a estos funcionarios que tienen esta obligación y también este derecho.
P. Desde el principio se ha criticado a este movimiento por su aparente falta de liderazgo. Con el inicio del diálogo ¿es el momento para reclamar ese liderazgo?
Seguir pidiendo la renuncia del jefe del Ejecutivo no tiene valor estratégico"
R. El problema ahora es la confianza mutua, la cohesión. Creo que es un buen momento para ganarse nuevamente la confianza de la gente, pero hay desafíos, hay que trazar un plan de acción claro que convenza a todos y con el cual podamos avanzar juntos. Algunos quieren avanzar y otros creen que es hora de retroceder. Incluso dentro de los que quieren seguir avanzando hay divisiones: la Federación, por ejemplo, cree en seguir por el camino de la desobediencia civil y no solamente en la ocupación callejera.
P. ¿Cómo llevar adelante las negociaciones con el Gobierno si éste no parece querer ofrecer ninguna concesión significativa?
R. La clave ya no está en el diálogo o la negociación, sino en ejercer suficiente presión política y social para forzar al Gobierno a más concesiones. También hace falta lograr que el Gobierno central comprenda que Hong Kong necesita su atención. La presión ejercida por la ocupación callejera es significativa, pero la cruda realidad es que no es suficiente. Si tan solo con la ocupación pudiésemos lograr nuestras metas, ya nos habríamos ido a casa. Hace falta más, una huelga laboral y estudiantil combinadas, una mayor cohesión de los sectores de la sociedad. Sin semejante fuerza social no hay más de qué hablar. Nuestro desafío es atraer más apoyo de diferentes sectores de la sociedad.
P. ¿Qué planean hacer para que el Gobierno ponga más sobre la mesa?
R. Habrá que ofrecerle al Gobierno salidas mientras dure la presión de las sentadas. No creo que esta sea la tarea de la Federación: corresponde a los académicos (colíderes del movimiento) idear planes en esta etapa. Es una división de tareas. Aunque la gente niegue que exista un liderazgo, los organizadores seguimos trabajando en conjunto. Hay que entender que la fuerza de este movimiento ya ha llegado a su límite, y esto es lo poco que conseguimos.
Tenemos que hacer entender a la gente que no habrá un resultado inmediato"
P. Si, como dice, el movimiento está al límite, ¿cuáles son las opciones?
R. Es difícil convencer al manifestante de volver a casa si el Gobierno no hace ninguna concesión. Además, mucha gente viene con la idea de que, si no conseguimos elecciones libres esta vez, habremos fracasado para siempre. Tenemos que hacerles entender que no se lograrán resultados inmediatos. En el mejor de los casos el Gobierno nos ofrecerá un plan más concreto, un calendario con metas claras. Con esto la gente podrá marcharse y, si no se cumplen las promesas, organizarse y salir de nuevo a las calles. Pero el Gobierno también puede no satisfacer ninguna de nuestras demandas. En ese caso deberemos plantearnos cómo amplificar la presión, y la respuesta quizás esté nuevamente en la organización cívica y la protesta.
P. Una de las demandas al principio de las sentadas era la dimisión del jefe del Ejecutivo, Leung Chun-Ying. ¿Por qué ya no se habla de eso?
R. Su dimisión no es decisión suya. El que decide es Pekín, que ya le mostró su apoyo. Se le nota ahora más confiado y firme que al principio. Seguir pidiendo su renuncia no tiene valor estratégico. Además, todos son conscientes de que no resolvería nada.
http://www.amazon.com/SELF-HELP-BUSINESS-Joaquin-Salazar-ebook/dp/B00MQ1DW3I/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1414106505&sr=8-1&keywords=self+help+in+life+and+business+joaquin+salazar

Un fiscal argentino pide la indagatoria de cinco exministros del franquismo


El funcionario apunta contra De la Fuente, Carro, Barrera, Sánchez-Ventura y Osorio y otros 11 sospechosos de asesinatos, desapariciones, torturas y robo de niños

Un fiscal argentino, Ramiro González, quiere ampliar las peticiones de declaración indagatoria contra sospechosos de crímenes del franquismo. Amparado en el criterio de justicia universal, le ha pedido a la juez del caso en Buenos Aires, María Servini de Cubría, que cite a cinco exministros del régimen español, a otros diez exfuncionarios y expolicías y un ginecólogo. El fiscal González los quiere indagar por su presunta responsabilidad en homicidios, desapariciones forzadas de personas, torturas y sustracción de niños.
En la lista de acusados por el fiscal figuran los exministros de la Presidencia Antonio Carro (1974-1975), de 91 años, y Alfonso Osorio(1975-1977), de 90 años; de Trabajo Licinio de la Fuente (1969-1975), de 91 años; de Economía Antonio Barrera de Irimo (1973-1974), que falleció en septiembre pasado a los 85 años; y de Justicia José Manuel Sánchez-Ventura (1975), de 92 años. Osorio también fue vicepresidente segundo del Gobierno entre 1976 y 1977.
El fiscal quiere citar además al exintegrante del Consejo de Guerra Carlos Rey González, el excapitán de Policía Jesús Quintana Saracíbar, el exjuez Antonio Troncoso de Castro, el ginecólogo Abelardo García Balaguer y los expolicías Jesús González Reglero, Ricardo Algar Barrón, Félix Criado Sanz, Pascual Honrado de la Fuente, Jesús Martínez Torres, Benjamín Solsona Cortés y Atilano del Valle Oter.
El fiscal investiga el fusilamiento de Companys y el papel de la Iglesia 
El detención, la tortura y el fusilamiento del presidente de la Generalitat de Cataluña entre 1933 y 1934, Lluís Companys, también es objeto de análisis del fiscal. Por eso ha pedido a la juez que solicite a España los archivos oficiales y reservados sobre su final. Además, el fiscal investiga el papel de la Iglesia española en los crímenes de la dictadura franquista. De ahí que haya reclamado a Servini que pida al Vaticano registros sobre la participación de la Iglesia en la creación de la cárcel de Zamora, en la que fueron recluidos sacerdotes y religiosos.
Servini ya había pedido el año pasado la detención y extradición de cuatro acusados por crímenes del franquismo: el exinspector Antonio González Pacheco, conocido como Billy El Niño, y el exguardia civil Jesús Muñecas Aguilar, y los ya fallecidos José Ignacio Giralte González, excomisario, y Celso Galván Abascal, exescolta de Franco. Pero la Fiscalía de la Audiencia Nacional rechazó la extradición de Billy El Niño y Muñecas.

miércoles, 22 de octubre de 2014

¿Quién ha empujado a Lula a llamar nazi a Aécio Neves?


Brasil vive la campaña más difícil de su democracia, la más agria, con gran nerviosismo, lleno de operaciones de descalificación

Para quienes tenemos aún viva en la memoria la Segunda Guerra Mundial y la tragedia del Holocausto, la mayor barbarie de la Historia, con el asesinato de seis millones de judíos, no podemos olvidar que no existe mayor insulto que calificar a una persona o a un político de nazi.
Quienes, dentro y fuera de Brasil, mantienen aún vivo el recuerdo de los dos gobiernos del expresidente tornero Lula da Silva, que acabó con la pobreza en este país y dibujó a través de sus viajes por el mundo la imagen de un Brasil pacífico, en pleno desarrollo económico y social, ejemplo de pluralismo político, cultural y religioso, sin demonios de separatismo ni odios regionales, orgullosos todos de ser y sentirse brasileños, no han podido dejar de escuchar con asombro, y hasta con dolor, a Lula calificar de nazi al candidato de la oposición, Aécio Neves y a su partido, el PSDB, nacido de la acertada y democrática experiencia de la socialdemocracia europea.
Se ha quejado Lula de que en el debate político de estas elecciones, Aécio y los suyos estaban atacando a la candidata Dilma Rousseff, del PT, partido del gobierno “como lo hacían los nazis durante la Segunda Guerra”. Más aún, desempolvando la Biblia, afirmó que los del PSDB son “más intolerantes que Herodes, que mató a Jesucristo por miedo a que llegara a ser lo que fue”.
Lula hizo esas graves acusaciones el martes pasado en Recife, capital del Estado de Pernambuco, en ese Nordeste que fue siempre una región azotada por la pobreza y de la que su familia emigró hacia la rica São Paulo en busca de mejor fortuna.
Y es también la tierra del líder fallecido socialista Eduardo Campos, el candidato que perdió la vida viajando en avión y cuyo partido y familia se unieron al “nazi” candidato Neves en estas elecciones
desgarrado, tras haber sido enfrentado el Nordeste pobre con el sudeste más rico
Brasil vive la campaña más difícil de su democracia, la más agria, con gran nerviosismo, y están abundando más las operaciones de descalificación y desconstrucción de los candidatos que los programas concretos para mejorar la vida de los ciudadanos y rehacer una economía que vive un momento difícil que desalienta a los inversiones extranjeros.
Una campaña tan tensa que en las redes sociales se viven episodios de amistades de muchos años hechas añicos y hasta de familiares que llegan a negarse la palabra. La violencia está latente en la calle y hasta dentro de las familias.
Quizás desde hace mucho tiempo no se veía a Brasil tan dividido y desgarrado, tras haber sido enfrentado el Nordeste pobre, reserva de los votos de la candidata del gobierno, con el sudeste más rico, donde recoge mayores consensos el candidato del PSDB.
¿Es suficiente el hecho de que los votos puedan dividirse, en un proceso democrático de alternancia política entre dos proyectos de gobierno diferentes, para crear una cruzada con el viejo y avinagrado sabor de las divisiones de clases entre ricos y pobres, empresarios y banqueros, norte y sur?
¿Quién ha podido empujar al perspicaz Lula, que ha sido siempre visto como el creador de un Brasil unido, ya sin pobres, sin complejos de inferioridad, con voluntad de contar en el tablero de la política mundial, a resbalar en sus acusaciones hasta el punto de calificar de nazi a un candidato y a un partido democrático y respetados internacionalmente?
El PSDB fue en efecto uno de los artífices, después de la dictadura militar, de haber puesto las bases para la consolidación de la economía del país así como los pilares de la moderna democracia.
En un mundo donde los valores democráticos están puestos en tela de juicio en muchas partes; donde crecen los odios dentro de una misma nación, donde surgen líderes y partidos intolerantes, de extrema derecha, Brasil tiene la suerte de contar en la pugna electoral en curso con dos personajes de total respetabilidad, con biografías limpias, impecables en sus principios democráticos, salidos del seno de dos partidos como el PT de Lula y el PSDB de Cardoso, que juntos han modernizado al país.
Sus programas económicos y sociales llegan a ser tan parecidos que no pocos analistas y hasta líderes políticos de ambas formaciones desde hace tiempo se preguntan por qué no podrían hasta gobernar juntos.
Brasil no discute entre dictadura y democracia, entre fascismo y libertad de las instituciones. Aquí ni siquiera hay partidos de derecha ni de extrema derecha y si alguno de ellos podría parecerlo son más bien los que han gobernado estos 12 años con el PT. 
Sus programas económicos y sociales son tan parecidos que muchos se preguntan por qué no gobiernan juntos
Brasil y los brasileños son un pueblo con vocación de paz, sin demonios de separatismos ni de odios regionales. Son gentes que disfrutan con la convivencia, donde pobres y ricos, ilustrados y analfabetos, nordistas y sudistas, todos llevan viva en su corazón la llama del orgullo de su identidad de brasileños.
Me atrevería a decir que los marqueteros o asesores que hayan podido arrastrar a Lula a calificar de nazi a un candidato del partido de la socialdemocracia, han hecho un regalo envenenado al país.
Todo lo que no necesitaba Brasil en este momento de debilidad económica, de deseos de cambio para mejorar la vida de los ciudadanos, era un campaña teñida de odio en la que todo valga, desde la mentira a la calumnia, desde el desprecio por el adversario hasta el deseo de convertirlo en enemigo.
Como ha escrito hoy una poeta brasileña en su blog: “No importa quién gane las elecciones. Brasil es demasiado grande para que quepa en una fórmula o en una receta política”. Y con un grito dolorido se pregunta: “¿ Por qué no podemos construir juntos un Brasil magnífico para todos?”. Si este verso de la poeta fuera puesto a votación el domingo, seguro que ganaría las elecciones.
Los brasileños de a pie, letrados o no, acaban siendo siempre más sabios, más pragmáticos y hasta más iluminados que muchos políticos que acaban como Esaú, el personaje bíblico, cegándose y vendiendo a su hermano Jacob su progenitura y dignidad por un plato de votos.

REPRESENTATION OF BLACKNESS IN DOMINICAN SOCIETY

EL MERENGUE Y TRUJILLO

CUENTO SOBRE LA DICTADURA DE TRUJILLO

Cuento de Jairon Francisco CALLE 5 DETRAS DE UNA VENTANA

COMUNICACION Y PRENSA EN LA DICTADURA DE TRUJILLO

POESIA EN LA DICTADURA