BIENVENIDOS

ESTE BLOG NACE PARA CONOCER LOS MALES DE LA DEMOCRACIA, HISTORIAS DE LAS DICTADURAS DEL MUNDO Y SOBRE TODO DE LA VIDA Y OBRA DEL DICTADOR RAFAEL LEONIDAS TRUJILLO MOLINA ,QUIEN GOBERNARA LA REPUBLICA DOMINICANA DESDE 1930 HASTA 1961. Para los interesados en el tema y los olvidadizos de sus hechos, aquí están para consultar múltiples artículos escritos por diversas personalidades internacionales y del país. El monopólico poder de este tirano con la supresión de las libertades fundamentales, su terrorismo de Estado basado en muertes ,desapariciones y torturas ,y la restricción del derecho a disentir de las personas , son razones suficientes y valederas PARA QUE NO SE REPITA SU HISTORIA . HISTORY CAN NOT BE REPEATED VERSION EN INGLES

OPINIONES DE ARTICULISTAS ,CIENTISTAS SOCIALES E HISTORIADORES NACIONALES E INTERS. SOBRE TRUJILLO

domingo, 7 de septiembre de 2014

Vision historica del regimen de Trujillo









El 25 de Noviembre fue declarado como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. La fecha fue elegida como conmemoración del brutal asesinato en 1960 efectuado por orden del dictador Rafael Trujillo (1930-1961) de las tres hermanas Mirabal :Patria ,Minerva y Maria Teresa . Activistas políticas de la República Dominicana.


La informacion dada del hecho fue la siguiente :
“en
 un accidente que se presume ocurrió cuando el conductor perdió el
control del vehículo placa J-19488, y cayó unos 50 metros, deteniéndose
en la margen del río Guazumal”.
La realidad fue que estas damas fueron eliminadas a garrotazos y palos .
Este
 vil asesinato fue la gota que lleno el vaso de la Dictadura Trujillista
 ,la ceguera creada por la desinformacion ,la promocion del culto a la
personalidad del tirano que subyugaba la psicologia del pueblo y el
terror impuesto por su regimen ,empezo a flaquear ante esta ignominia y
la gente desperto.

Trujillo fue - ¡ por fin! - ajusticiado a tiros la noche del 30 de mayo de l961...................
Mary Jerez
"Qué si fuere mil veces esclava
otras tantas ser libre sabrá”.




MONUMENTO A LOS HEROES DEL 30 DE MAYO.

Silvano Lora


Luego
 de decapitada la dictadura empezó a organizarse el país, entonces en
junio de 1962 se realizo el juicio por el vil asesinato de las hermanas
Mirabal y el chofer Rufino de la Cruz.
"Los autores materiales del
 cuádruple crimen, Ciriaco de la Rosa, Alfonso Cruz Valerio, Emilio
Estrada Malleta, Ramón Emilio Rojas Lora y Néstor Antonio Pérez ,como
complices :fueron juzgados Sandito Almonte, Cándido Torres Tejada
(Ausente en el juicio), jefe de Operaciones del Servicio de Inteligencia
 Militar en la estación Central en Ciudad Trujillo, Víctor Alicinio Peña
 Rivera, jefe de Operaciones del SIM en el Cibao, Silvio Antonio Gómez
Santana, Viterbo Alvarez (Pechito), Pedro Peña Ortiz y David Olivero".
La
 mayoría de estos fue condenado a 30 años de prision ,a excepción
inexplicablemente de Ciriaco de la Rosa que le dieron 20. Muy corto
tiempo despues con la ayuda de grupos militares Trujillistas fueron
provistos de pasaportes y sacados del país.
"Muchos de ellos han
muerto en distintas circunstancias, otros , muy pocos, se encuentran
vivos gozando de la impunidad que les permitió la complicidad oficial y
un pueblo con ansias de libertad y a veces un poco olvidadizo".Arq.Raffi Genao
ALGUNAS HISTORIAS SOBRE TRUJILLO
Trujillo fue acusado de cuatrero ,violador y otros delitos
El primer asesinato de la Era de Trujillo en el año 1930, sucedió en Sosúa, Puerto Plata; lo fue el agricultor José Joaquín Pelegrín (a) Culula.
Trujillo hizo matar a Martinez Reyna y su esposa embarazada
Con posterioridad a la muerte de Cipriano
 Bencosme por ordenes de Trujillo en 1930 , varios miembros de su
familia fueron asesinados, entre ellos Sergio en el 1935 en Nueva york
,mas tarde Toribio y Donato Bencosme.
En 1931 Trujillo dispuso el asesinato del senador Desiderio Arias.
 La misma noche del crimen se personó en la casa del difunto y, sentado
junto al ataúd, veló hasta la mañana siguiente cuando decretó tres días
de duelo nacional.
Algunos hasta han dicho que era tan malo que no podía ser humano , que era un dictador reptiliano.El
 28 de septiembre de 1937 en la mañana se inicio al sur de Dajabon el
exterminio de los residentes haitianos, los mataban con cuchillos, palos
 y machetes con la intención de que pareciese un motín llevado a cabo
por campesinos dominicanos.intensificándose y expandiéndose a partir del
 2 de octubre. Entre 12,000 y 25,000 nacionales haitianos fueron
asesinados en esta matanza, las cifras no son exactas debido al clima de
 especulación preponderante en la época...la matanza de haitianos
continuo hasta el 15 de noviembre de forma disminuida y esporádica" Wanda Andujar .Monografia sobre el tema .
EN EL TERREMOTO DEL 46Dos
 señores, muy conocidos por su militancia antitrujillista, fueron
detenidos y acusados por la Policía de haber sido los que propagaron los
 rumores de que el mar estaba entrando en la capital. Ambos fueron
condenados a seis meses de prisión correccional “por vagos y por alterar
 la paz pública”.
Jesús de la Rosa .
Entre los muertos de la invasion de Luperón en 1949 estaban:
Gugu Henríquez “Dominicano”
Hugo Kunhart “Dominicano”
Salvador Reyes Valdez “Dominicano”
Manuel Calderón Salcedo “Nicaragua”
Alejandro Celva “Nicaragua”
Humberto Ramírez “Nicaragua”
Alfonso Leyton “Costa Rica”
El
 8 de Diciembre de 1950, agentes encubiertos al servicio de Rafael
Leónidas Trujillo se presentaron en casa número 8 de la calle Cervantes,
 en el reparto Sevillano en la Habana Cuba, secuestraron a Mauricio Baez , y nunca más se le volvió a ver.
Andres Requena desaparecio misteriosamente en Nueva York en 1952
El 12 de marzo de 1956 se secuestro por orden de Trujillo Jesus de Galindez ,nunca aparecio.
José Almoina,
 autor de la obra “Una Satrapía en el Caribe” quien fue “atropellado”
por un automóvil en México en 1957 exclamando al morir: “Fue Trujillo”.



Despues de sufrir las mas crueles e inimaginables torturas,más de doscientos fueron fusilados en la 40 a raiz de la invasion del 14 de junio de 1959


Entre el 29 y el 30 de enero de 1960 fueron asesinados 27 jovencitos que provenían de los barrios de Pueblo Nuevo, Marilópez, Nibaje y el Callejón de San José de Santiago. Su líder, Wenceslao Guillén enfrentó las torturas y la muerte
Hoy,
 cuarenta y siete años después, muchas madres no saben dónde están las
tumbas de sus hijos. Porque quien sabe donde reposan los restos mortales
 de:
Wenceslao Guillén.Luis Prud Home- El Haitianito.Pedro Jaime
Tineo Tejada.Jorge Marín.Henry Stresse Cepeda- El Alemán.José Emilio
Soriano- Chepe.Porfirio Gómez.Manuel Medina.Ramón Mejía.Manuel Ramón
Liviano- El Chino-.Napoleón Sánchez Cabreja.Manolito González.Victor
González Pardi.Miguel Ramírez.Roque Peña.José Camilo Disla.Jorge
Khoury.Guarino Jiminián.Manuel Antonio Arias Villamán – El
Locutor.Anastasio Sudi Díaz - Millan-Domingo Russo.Eugenio Perdomo
Ramírez". Apuntes de Ramon Antonio Veras .
El 24 de junio de 1960 se efectuo el atentado
 ordenado por Trujillo contra el presidente de Venezuela Romulo
Betancourt ,este "salió de entre las llamas de su vehículo con la cara y
 las manos llagadas por el fuego ,parecio la explosión de 100 kilos de
 dinamita ,se volcó e incendió el auto que iba delante y el del mismo
Betancourt, resultando muertos el coronel Ramón Armas Pérez, jefe de la
Casa Militar, otro oficial y el chofer del Presidente"
"La criminal acción, preparada por Johnny Abbes García,
 se ejecutó con una bomba de alto poder explosivo accionada por
micro-ondas, colocada en un automóvil estacionado en una calle"
J.Armando Lora.

El 25 de Noviembre de 1960 ocurrio el brutal asesinato
 de las hermanas Mirabal ,ordenado por el tirano .Este acto abominable
empezo a despertar la conciencia del pueblo Dominicano y asi seis meses
despues se decapito la dictadura con el ajusticiamiento el 30 de mayo
del sanguinario dictador Rafael Leonidas Trujillo Molina .

EL COMPLOT DEL 30 de MAYO
MUERTO EL PERRO SE ACABO LA RABIA
Dos
 grupos complotaban para eliminar la tirania. El de Santo Domingo
liderado por Juan Tomás y Modesto Díaz y el de Moca por Antonio de la
Maza . El complot se habia realizado en dos partes:La eliminación de
Trujillo y luego el Golpe de Estado para celebrar elecciones libres .





LOS HEROES DEL 30 DE MAYO

Antonio de la Maza,Salvador Estrella Sadhala,Huascar Tejeda,Roberto Pastoriza ,Antonio Imbert Barreras, Pedro Livio Cedeño , ,Amado Garcia Guerrero,Juan Tomas Diaz ,Luis Amiama Tio, Miguel Angel Baez Diaz y Modesto Diaz
Este
 grupo de valientes son los héroes del 30 de mayo .Los primeros ocho
mencionados fueron el grupo de acción que jugo un papel de principalía y
 coraje en el malecón de Santo Domingo, enfrentándose a tiros con el
hombre mas fuerte del país .Los otros cuatro fueron los tácticos y
hacedores de seguimiento al complot .
Cabe destacar a Tunti Cáceres como
 parte del grupo de acción, quien fungiera como volante en las
simulaciones previas al hecho, por razones fortuitas del destino esa
noche estuvo en Moca y se acostó a dormir temprano para estar
descansando, todos pensaban que el día después del hecho era la fecha
esperada, pero el 30 de Mayo era cuando el universo fluía para que se
ajusticiara al tirano y así se diera inicio al comienzo de la libertad y
 la democracia en República Dominicana.
Lograr esto bajo el
régimen de terror que se vivía en el país fue una verdadera hazaña, que
no se habría ejecutado sino hubiese sido con el concurso y la
colaboración de muchos hombres y mujeres que trabajaron tras bambalinas
luego de que el plan del complot de De la Maza y Juan Tomas Díaz se
elaborara.

ALGUNOS DETALLES SOBRE EL REGIMEN DEL DICTADOR TRUJILLO

"Su
 megalomanía es proverbial. Por la época de la celebración de los 440
años de fundación de la capital, Santo Domingo la ciudad más antigua de
América, bautizada así por Bartolomé Colón, el Generalísimo decidió
cambiarle el nombre por el de Ciudad Trujillo, denominación que
subsistió, desde enero de 1936, durante el siguiente cuarto de siglo.
Similar suerte corrió la montaña más alta de la isla, conocida desde
entonces como Pico Trujillo.
En
 la ciudad se yerguen altaneras 1.217 estatuas de Trujillo, esculpidas,
moldeadas y fundidas en toda clase de materiales nobles, y en toda las
posiciones imaginables: a caballo, con toga, pedestres, heroicas. En
cada hogar dominicano, una placa votiva reza: En esta casa, Trujillo es
el jefe "El tiempo.com



"Nombrado
 a los siete años de edad coronel del ejército, Ramfis Trujillo Martinez
 se convirtió a los diez en general, alcanzando durante la Feria de la
Paz y la Confraternidad del Mundo Libre el grado de teniente general". La otra fiesta del chivo .Luis Morillo Vilchez.

"Todo
 articulo, discurso o conferencia, aun cuando sea en la Universidad,
tiene que comenzar allí con el encendido elogio para el Benefactor, y
ay! Del que así no lo hace, porque su nombre será agregado prestamente a
 la lista negra”. Y no solamente exige que se diga que todo es obra suya
 y gracia a él, sino que ya hasta de las obras de Dios se ha incautado.
Hay elocuentes letreros que dicen: “Trujillo es el único que te da
agua”. Hasta ahí llega su enfermo afán de apoderarse de lo ajeno..”

“Todo empleo por insignificante que sea, tiene que serle solicitado directamente por carta”

“Encarcelar,
 golpear hasta bañarlo en sangre; torturar hasta la muerte; matar por la
 espalda, son cosas tan corrientes en la dictadura de Trujillo, como la
salida o puesta del sol”

“Muchas veces matan a alguno a
 balazos o le cortan la cabeza y entonces, son tan cínicos que le
taponan los orificios de los balazos con algodón y le cosen la cabeza, y
 le mandan el cadáver a la familia, informándole que murió de fiebre en
el hospital: como sucedió en el caso del Coronel Blanco (Blanquito)”
Libro Yo acuso 1946 de Carmita Landestoy

El
 control del “Jefe” era absoluto, cualquier sospechoso de conspiración o
 deslealtad podía terminar de huésped de “La 40”, “El 9”[12] o víctima
de los más crueles tratos en el manicomio del Km 28. Unos lograban
sobrevivir a las torturas ideadas por Johnny Abbes[13] y sus secuaces,
los que no, eran arrojados a los tiburones en las inmediaciones del
matadero de reses de la Autopista Sánchez. Nadie parecía escapar a la
mirada inquisitiva del Jefe, que mantenía su régimen de “orden y paz”a
través de una impresionante red de espías que controlaban los
movimientos de todos: el limpiabotas, el vecino o el compañero de
trabajo podían ser pagados por las huestes de Chapita[14]. El temor
cobraba formas inusitadas, así durante la estancia de un grupo de
exiliados anarquistas en las colonias agrícolas de la provincia de San
Juan de la Maguana, los campesinos alertan a los españoles de los
peligros que entraña hablar de Trujillo. No hay hora del día, ni sitio
que escape a su control, cuando la red de caliés[15] deja de trabajar,
los poderes sobrenaturales vienen en su auxilio, pues el Jefe durante
las noches “manda a las brujas” a escuchar las conversaciones.[16]
Cada día la gente esperaba con ansía el periódico para revisar con mano temblorosa la sección de “El Foro Público”, columna
 que rezumaba el malestar de Trujillo destruyendo reputaciones y
condenando al ostracismo a los que caían de su gracia y pasaban a
engrosar la funesta lista de los “desafectos”[17].Trujillo
 Mito y emblematica de una dictadura.Paola Torres de la Cruz .Trujillo
es sencillamente Trujillo o mejor el jefe .J.Castellanos

Regularmente las patrullas militares que recorrían la ciudad exigían a los ciudadanos “los tres golpes”:
• La cédula de identificación personal.
• El papel de certificación de haber hecho el servicio militar obligatorio.
• El carnet de miembro del PD, conocido popularmente como “la palmita”.


Quien no tuviese estos tres documentos podía ser acusado de delito de vagancia




"¿Sabía
 usted que Trujillo, aquel pedazo de analfabeto, fue nombrado doctor
honoris causa por la Universidad de Pittsburgh? Lo más curioso es que
los sobornos que pagó para conseguir el título los sacó de unos fondos
especiales que los judíos norteamericanos le habían dado para que
acogiera a judíos europeos fugitivos del terror nazi", denuncia Manuel
Vázquez Montalbán en Galíndez, donde se relata el secuestro .La dinastia Trujillo

Existía
 una orden del Dictador Trujillo de exigir que en todas las casas
Dominicanas tuvieran el cartel que decía: "En esta casa Trujillo es el
jefe"


Los
 dominicanos que nacimos entre 1930 y 1961 nacimos en La Era. Los que
nacimos en La Era aprendimos desde la cuna a hablar poco y callar todo.
Los que nacimos en La Era sabíamos por ósmosis que vivíamos en el
terror. Lo sabíamos aunque nadie nos lo explicara. Los que nacimos en La
 Era recordamos tiempos tan apacibles que tenían que ser un mito. Y así
era. Debajo de esa engañosa tranquilidad había un tumulto de horrores y
temor que lo empañaba todo. Y aún así vivimos una niñez dorada... ESTE ES EL SITIO PARA RECORDAR
CONTINUARA CON LOS SUCESOS POSTERIORES AL AJUSTICIAMIENTO DE TRUJILLO Y LOS HECHOS DE LA HACIENDA MARIA

Seguir Leyendo...
PONENCIA COMPLETA DE ROBERTO CASSA.

Participo
 en este encuentro acerca del libro atribuido a María de los Ángeles
Trujillo (Angelita), Trujillo. Mi padre con el fin de exponer opiniones
personales. Aclaro que el hecho de ser yo director general del Archivo
General de la Nación, institución que convoca esta noche, no la
compromete en ningún sentido, puesto que posicionamientos de ese género
no forman parte de sus atribuciones.

He querido traer
escrita la ponencia para, en aras de la economía del tiempo, obviar por
adelantado hacer referencia a las posiciones que expresen los demás
expositores que me acompañan.Roberto Cassá junto a Mario Bonetti,
Bernardo Vega y Euclides Gutierrez Felix debatiendo el libro de Angélita
 Trujillo

Este encuentro se celebra por haberse
considerado valederos los motivos de la solicitud del profesor Mario
Bonetti. Pero si asisto como expositor es porque pienso que lo que
procede analizarse no es tanto el “libro de Angelita”, sino el reclamo
anacrónico que contiene.

Hoy el trujillismo carece de
toda importancia práctica, por lo que ha optado por restringir su
discurso a la validación de su pasado. Si bien tal reivindicación
constituye un despropósito producto de una bancarrota política y
cultural, no deja de tener posibles implicaciones. Finalmente, lo que
aconteció durante los treinta y un años ha dejado no pocas estelas
todavía no del todo superadas. Por tanto, puede ser esta una ocasión
para desmontar argumentos con que se pretende cuestionar la lucha por la
 democracia que tanta sangre ha costado.

Sin embargo,
no hay nada nuevo que decir a propósito de este libro, que no pasa de
ser un pestilente desecho de infamias. Ahora no hago más que reiterar
posiciones que he esbozado desde hace mucho tiempo como historiador
social y antitrujillista de izquierda.

Parto de la
premisa de que el libro no es “de Angelita”, sino una obra colectiva, en
 la cual se ha pretendido validar el trujillato con idénticos argumentos
 y procedimientos que los utilizados en su momento por los alabarderos
del régimen. Carece de importancia quiénes han sido los autores de esta
obra, puesto que al parecer participaron movidos por el interés
mercurial. Lo interesante es que han aunado esfuerzos en el propósito
para presentarse como la emanación actual del discurso despótico.

De
 paso, cabe constatar la indigencia intelectual de esta capillita
trujillista, que hace presencia en un libro muy mal escrito, plagado de
faltas ortográficas, disparatoso, carente de todo ingrediente
intelectual y de cualquier consistencia expositiva. Posiblemente estos
señores han llegado a la conclusión de que el ordenamiento democrático
vigente ha dado muestras de tal grado de incapacidad que hace creíble
que se reproduzca al pie de la letra el discurso ideológico de antaño.

A
 pesar de la indignación que suscita la intención malévola que guía este
 libelo de manchar las reputaciones de los antitrujillistas, en
seguimiento de los moldes del discurso de la Era, no se le puede evaluar
 de manera emotiva, puesto que lo que requiere es de una refutación
política. En el meollo del asunto, lo que está en juego es desmontar el
supuesto balance favorable a la tiranía de los treinta y un años, que
según ellos se define no más que por sus magnas realizaciones
materiales.Dr. Roberto Cassá, director del AGN y expresidente de la
Academia Dominicana de la Historia

Ante sus
seudo-argumentos del “libro de Angelina”, puesto que no trae nada nuevo,
 lo que queda es reiterar posturas que asumieron los antitrujillistas en
 sus luchas por la libertad. La “importancia” es del todo punto
insustancial porque está hecho en pura clave retrospectiva.

El
 libro parece estar escrito en 1961, como si el tiempo de la historia se
 hubiese detenido y la verdad horrorosa del esquema trujillista de
dominación no se hubiese hecho inconcusa. Aquí se encuentra, por lo
demás, una señal de uno de los rasgos de la elaboración ideológica del
trujillato, que fue la alteración flagrante de la realidad de las cosas.
 La mentira hiriente se renueva en la tónica dominante de este libro,
que intenta pasar por alto los charcos de sangre que dejó detrás de sí
la larga noche del terror de Chapita.

A la luz del
tiempo presente, esta operación adolece de falta de eficacia. El solo
hecho de que estemos congregados aquí para cada quien expresar sus
criterios de manera libre delata un progreso histórico que inutiliza los
 alegatos contenidos en el libro. Bajo el trujillato la mínima
disidencia conllevaba muerte, tortura o exilio.

El
hecho de que todavía tengamos que afrontar este debate tiene una causa:
Tras el ajusticiamiento del tirano no hubo una drástica solución de
continuidad y no se ajustaron cuentas con los criminales materiales e
intelectuales. De todas maneras qué bueno que este adefesio de libraco
pueda circular, porque nos ayuda a ratificar el develamiento de las
matrices ominosas del trujillismo.

Visto el contenido
del libro, no es solo desfasado, sino sobre todo resulta infamante sin
apelación. Por tal motivo, carece de objeto discurrir acerca de sus
afirmaciones, todas cargadas de una perversidad inaudita. Nada lo hace
merecedor de un debate historiográfico especializado o de una
ponderación profesional como fuente.

El libro destila
mierda, es el peor desecho que puede emanar del ser humano, en este caso
 un excremento de un concierto de individuos que, desde sus antepasados
legitimadores de la mentira y el crimen, perdieron la honra y, por ende,
 el atributo de la humanidad bien entendida.

Solo hay
que ver cuánta infamia recorre sus pestilentes páginas, cuando asevera
mentiras flagrantes para traspasar los crímenes del tirano a otros. Es
el caso de la trama fantasiosa para exculpar al inefable “papá” del
crimen de las hermanas Mirabal, hecho que no puede negarse y que tiene
que ser recogido por el espíritu malicioso como procedimiento para
obviar miles de crímenes y de pasada y a conveniencia endilgar a otros
algunos de ellos.

En el mismo tenor, pretende que el
complot que desembocó en la muerte de Trujillo estuvo originado por una
maniobra de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos, que
concibió y alentó el asesinato de las hermanas Mirabal a través de Luis
Amiama Tió y José René Román Fernández.

Ante un hecho
de tal gravedad como ese crimen múltiple, se pretende que Chapita, que
controlaba el mínimo movimiento de todos los dominicanos con
significación social o política, iba a quedar impasible.Parte del
publico asistente al debate libro Angelita Trujillo

Vale
 reiterar lo que es ya un saber acerca del 30 de Mayo: Fue un hecho
libre de dominicanos que decidieron correr todos los riesgos. Su hazaña
los hace acreedores de la categoría de la heroicidad. Obraron por su
cuenta, en suprema manifestación de libertad y bravura. Aceptaron la
colaboración de la Agencia Central de Inteligencia, pero los conjurados
del interior del país no eran sus agentes o instrumentos.

Está
 documentado que el gobierno de Estados Unidos, ante el fracaso de la
expedición contrarrevolucionaria de Bahía de Cochinos, ordenó detener el
 operativo y que los “disidentes” rechazaron ese criterio imperial.

Siempre
 dentro de ese tenor, se llega a la infamia de pretender que todos los
antitrujillistas obraron con el propósito de apoderarse de la fortuna de
 “papá”, ese hombre angelical (como la hijita), tan bondadoso que parece
 alcanzar la santidad. Esa inmensa fortuna, labrada a costa de la sangre
 de todo un pueblo, parece que fue bien habida, pues ni siquiera se
molestan los autores en explicar su origen.

Se llega a
lo grotesco cuando se asevera que los movimientos del héroe Antonio de
la Maza durante la ejecución libertaria del 30 de Mayo tuvieron por
móvil apoderarse del maletín del gran ladrón. Se le adjudica esta
caricatura a quien durante años se dedicó a dilapidar el dinero que
provenía de su aserradero en Restauración, penetrado por la amargura
lacerante de la espera de la justa venganza.

Esta
letrina descarta, pues, toda reflexión concienzuda en el terreno
historiográfico. Nada de lo que contiene este libro alcanza la entidad
que lo haga un medio de obtención de información o de replanteo de lo
conocido.

Su pretendido sustento documental está
cimentado en documentos por encargo carentes de toda veracidad. Pongo el
 caso del propósito de presentar como dos cobardes a los presos Segundo
Imbert y Rafael Sánchez Sanlley, asesinados al otro día del tiranicidio.
 Angelita y sus socios se amparan en unas declaraciones hechas años
después y en el exterior, ante notario, por el coronel Horacio Frías,
jefe del penal de La Victoria, un criminal cobarde que ese mismo día
asesinó a un teniente del ejército.

Dice Frías que hubo
 que cargar a Imbert mientras chillaba de miedo, al tiempo que Sánchez
también se había desencajado por el temor a la muerte. Sin embargo, José
 Daniel Ariza, compañero de prisión de ellos, afirma que los vio salir
sin que notara señal alguna que delatara el pánico que les atribuye
Frías. Rafael Martínez, otro de los prisioneros, ratifica la versión de
su compañero de celda. Ambos, al igual que otros del penal, como el
fenecido doctor José Antonio Fernández Caminero, son categóricos en
cuanto a que no es cierto, contrario al expandido mito retomado en este
libelo, de que Segundo Imbert fue sacado del penal para dirigir el
asesinato de las hermanas Mirabal.El concurrido acto contó con la
presencia de importantes personaliidades

Se exige la
reiteración de la apología de quienes dieron sus vidas, al margen de
deslindes ideológicos y políticos. Me permito hablar a nombre de los
muertos, de los torturados, de los castigados, de todos, con
independencia de las culpas que algunos pudieron albergar con antelación
 y de las diferencias que pueda haber, pasadas o presentes, con las
posiciones de muchos de ellos.

Aunque el
antitrujillismo de derecha iba en sentido contrario a la historia, sus
exponentes, como gran parte de los complotados para la gesta del 30 de
Mayo, al igual que todos los demás antitrujillistas, tuvieron la razón,
iban en el sentido progresivo de la historia, porque el trujillato
representaba lo peor.

Este carácter se reitera cuando, a
 medio siglo de distancia, se reproduce en el libro la criminalidad
inherente al orden trujillista. Angelita asume la desenfadada validación
 del asesinato como procedimiento político.

Es lo que
hace respecto al grupo de complotados del 30 de mayo en la Hacienda
María. No fue únicamente Ramfis Trujillo, pues, quien asumió la
criminalidad ante el futuro por sus actos desenfrenados y la remembranza
 de su amigo y no menos criminal ex marido de Angelita. No es casual que
 Angelita también se asocia con el crimen.

La en
apariencia cándida Reina de la Paz reunía desde entonces un complejo de
figuras delictivas. Los encajes y diamante proveían resumían el crimen
con glamour. La Reina de la Paz, la hija mimada, se devela en estas
páginas como lo que es: una vampiresa, Reina de las Tinieblas de la
Larga Noche.

Esta abuela obesa de hoy y pretendida
santurrona casi desde la niñez dio rienda suelta a delirios
desenfrenados de connotación patológica.

Es
suficientemente elocuente el suicidio de su marido, tan denostado en el
libelo pese a haber sido también un sádico criminal, al tiempo que
portavoz retrospectivo de la criminalidad del hermano primogénito.

Angelita
 pertenecía a una familia que reunía a varios criminales. Ella estaba
enterada de todo lo que sucedía y no dejó de tener su cuota en el
horror, como se podría demostrar con facilidad.

Bueno,
¿algo entonces razonable en esas páginas? Al menos que queda retratada
la sustancia irremediable del trujillismo. Al fin y al cabo dicen
verdades que todavía son aleccionadoras, aunque sean bien conocidas. Es
el caso de la empatía de papá por Estados Unidos y su correspondiente
furor anticomunista.

Igual de sintomática es la
reiteración de la sustancia ideológica y cultural del trujillismo. En
páginas escritas por algún idiota, que usa la ocasión para pretender
erigirse en filósofo emergente del trujillismo, se recurre al argumento
manido del progreso material como signo esencial de la Era, por
consiguiente, como se afirma, el único periodo de realización del pueblo
 dominicano. Es lo que le dio la tónica a los discursos de Manuel Arturo
 Peña Batlle y demás intelectuales envilecidos. Todo lo que se dijo
acerca de las excelencias de realización de aquel pasado no fue más que
una falsificación colosal de la realidad.

En realidad,
se vivía bajo una opresión generalizada, en que campeaba el miedo, el
crimen cotidiano, la deshonra colectiva, la tortura, la explotación
social desenfrenada. Detrás del oropel de las obras públicas
magnificentes, subyacía la miseria de las masas. Nadie podrá probar lo
contrario.

El país trabajaba a todo vapor y sin pausas
en beneficio de este supremo señor de fortunas y vidas, de este Lucifer
que se deleitaba sin ambages con la posesión de las esposas de sus
áulicos, víctimas tristes al igual que victimarios feroces. Ahí, en
tantas cosas, como la mentira y el comportamiento disoluto, se comprueba
 la validez del De tal palo tal astilla. Todo lo que se pretende acerca
de una época de realización absoluta de todo un pueblo no es sino la
pieza articuladora del discurso ideológico del trujillato, la mentira
más mendaz jamás lanzada en la historia dominicana.
José Daniel Ariza, combatiente de la guerrilla de Manaclas, narra los crímenes de la dictadura


No
 significa, claro está, que bajo la Noche Larga no hubiese crecimiento
económico y hasta desarrollo, según se le conceda una acepción al
término. Aquel tirano ha sido hasta hoy el gran héroe del capitalismo
dominicano. En ningún otro momento de nuestra historia se ha reiterado
en igual manera la hegemonía del interés del capital.

De
 acuerdo que, en términos materialistas, estaba implicado el avance del
proceso histórico. Pero avance histórico no es sinónimo de
realizaciones, por lo que la única posición correcta desde el punto de
vista socialista era oponerse a esa situación. El capitalismo
personalizado por el monstruo implicaba crimen y opresión en forma
generalizada. No podía haber nada que pudiera hacer valer una
solidaridad con el trujillato a nombre del capitalismo nacional y del
progreso histórico que comportaba.

En esa etapa todavía
 incipiente, el capitalismo en una formación periférica tenía por
necesidad dosis de horror, que se magnificaban con los ingredientes
particulares de la dominación trujillista. Los salarios eran miserables.
 Las masas sobrevivían en la indigencia atroz. Los campesinos iban
descalzos, a lo sumo con soletas de cuero o de goma, o vestidos de
harapos o no pocos hasta cierto momento con piezas burdas hechas de
sacos de cabuya. Los niños estaban muy lejos del paraíso pretendido por
la propaganda, aquejados de enfermedades crónicas que disparaban la
mortalidad. Miles de campesinos trabajaban gratuitamente en las
carreteras y en las empresas emblemáticas del supuesto progreso. No
pocos murieron después de sufrir devastadoras palizas ejemplificadotas
de la disciplina laboral.

La explotación desenfrenada
se amparaba en un miedo interiorizado por todos. La delación se tornó en
 virtud dentro de la proterva Cartilla cívica. Era frecuente que los
esposos no se confiaban sus pensamientos ante lo que vivían. El que no
se viviera así por muchos, la mayoría incluso en el campo, tiene su
explicación materialista, en razón de los efectos de la imposición de un
 sentido del orden, que era el resultado de un estado interiorizado de
temor. Buen discípulo de los infantes de Marina, el tirano dio el
puntillazo a la subordinación de todos, en especial los del campo, a los
 designios del Estado.


Hubo desarrollo
económico capitalista pero no progreso. Por esto resulta inadmisible
hablar de realizaciones o de aspectos “positivos”. Progreso implica la
humanización progresiva de la sociedad, y el trujillato representaba lo
contrario. No hay progreso sin dignidad, sin libertad, sin el imperio de
 la ética, sin participación, sin desarrollo educativo genuino. El
avance material formó parte del remolino de horrores.

La
 comparación con el presente, a la que hice alusión más arriba,
constituye otro de los tópicos del sofisma de la ideología trujillista.
Es indiscutible que el esquema de la democracia posterior a 1978 no ha
cumplido con un desideratum genuino. Es indiscutible también que han
aparecido nuevos problemas que se adicionan a los anteriores. Pero no
quiere decir que el ordenamiento político que existe hoy sea más
negativo que el instaurado en 1930.

Es fácilmente
demostrable con indicadores económicos que el pueblo vive mucho mejor
que antes, aunque las condiciones de la mayoría pobre continúe siendo
altamente deplorables. El desarrollo económico impulsado por el régimen
despótico no podía repercutir en una mejoría de la condición de vida de
la gente ya que se puso en operación una maquinaria infernal que
succionaba todas las riquezas, hasta los niveles más infinitesimales,
hacia las arcas de papá y, en menor media, de los integrantes de la
corte de familiares y secuaces.

Todos los indicadores
sociales resultan indiscutibles en cuanto a mejorías puntuales respecto
al pasado. Y no es pequeña cosa y sin que por supuesto, en sentido
contrario, se pretenda hacer la apología del presente. Pero si persisten
 graves problemas y han aparecido otros no se debe a que se haya dejado
atrás el trujillato. Más bien es lo contrario: muchos de los problemas
de que está aquejada nuestra sociedad todavía, como la persistencia de
estilos autoritarios, son en parte atribuibles a que no se ha practicado
 la necesaria cirugía de las masas purulentas del espíritu del
trujillismo.

La solución de los problemas no puede
estribar en una reorientación hacia el pasado, como pretenden los
sicofantes redactores de esta porquería. La agenda que tiene por delante
 el logro del progreso social presupone la orientación exactamente
inversa de lo que representó el trujillismo. Nada es más importante, en
primer lugar, que la libertad. El espíritu de la equidad social,
obligado ingrediente del único progreso posible, también es lo inverso
de aquel régimen en que se concentró la riqueza de forma inaudita.

Como sobrevivir siendo hijo de un capo

El hijo de Miguel Rodriguez Orejuela posee una visión muy inteligente de la vida y en su especifico caso del daño que hizo su padre a muchos y a la sociedad. Ha vivido una vida llena de vicisitudes, pero ha salido adelante . Ojala muchos hijos y nietos de gente que ha hecho daño al mundo pudieran tener un pequeño por ciento de la objetividad de este señor. Hay muchos que validan las muertes y el comportamiento de sus antecesores y no les averguenza usufructuar el dinero mal habido heredado .Que Dios los perdone.

Cómo sobrevivir siendo hijo de narco colombiano
De repente los hijos de los grandes capos colombianosPablo Escobar, quien lideró el cartel de Medellín, y los hermanos Gilberto y Miguel Rodríguez Orejuela, los jefes del cartel de Cali extraditados a Estados Unidos, crecieron, se hicieron adultos y empezaron a hablar. A contar cómo fue vivir con el estigma de ser hijo de un matón. Ningún colombiano se había preocupado por ellos. Al contrario. De los hijos de Escobar, tiroteado en 1993, siempre quedó claro que vivían enArgentina. Que se habían cambiado el nombre y que pasaban desapercibidos. A nadie le importó si sufrían o no.
Y ahora, cuando Colombia atraviesa por un proceso de paz con las guerrillas y la cuestión de perdonar al otro, de incluirlo, se está poniendo de moda, hablan. De los herederos de los Rodríguez Orejuela poco o nada se había escuchado hasta ahora, cuando la revista «Semana», la de mayor circulación en el país, publicó una entrevista con Miguel Ángel Rodríguez, el hijo de Miguel, quien saldrá de la cárcel a los casi 90 años.
La entrevista sorprendió. Miguel es abogado, pero sobre todo conferenciante sobre el perdón. «Yo por mucho tiempo sentí rabia, rencor, ganas de revancha. Pero concluí que no sirve de nada. Eso es lo que digo en mis charlas. A los empresarios les hablo sobre gestión de cambio y trabajo en equipo y, como abogado, también los asesoro en insolvencia financiera. Mi familia perdió millones de dólares y siento que por eso tengo la autoridad de decirle a alguien que quiere matarse por 100.000 pesos (unos 50 dólares) que no vale la pena. En lo social me enfoco en jóvenes que quieren una vida fácil a través del delito y los ayudo a emprender. A los presos les doy herramientas para que puedan salir adelante después de la cárcel. En resumen, a todos les ayudo a mirar hacia adelante».
Contó lo que fue vivir solo, sin padre, mirado de reojo por la sociedad.«Yo he vivido tres cánceres. A los dos años me detectaron untumor en el riñón. Duré dos años en quimioterapias y mi papá no pudo acompañarme. Yo cargué con eso sin saber de su doble vida. Luego vino el cáncer financiero. Cuando se vino abajo el cartel, yo creía que también se había venido abajo mi futuro. Estuve en la lista Clinton de los 12 hasta los 31 años. Esa condición de estar bloqueado me afectó cuando quise emplearme».
Y el tercer cáncer. Cuando quiso entrar a la Universidad a estudiar administración, no pudo. «Tenía 17 años, mi padre acababa de ser capturado y fue duro ser el único que no había sido admitido. Años después, cuando estudiaba Derecho en otra parte, un profesor habló sobre el estigma y para mi sorpresa presentó el caso de un tal hijo de Miguel Rodríguez Orejuela, a quien no lo habían recibido en una universidad. Era yo».

«Lo perdoné»

Sobre su padre, a quien ve en la cárcel de EE.UU y, según cuenta, lee mucha filosofía y está resignado a morir después de dejar la prisión, dice que lo perdonó. «Pasé con él su último día del padre, su último cumpleaños y su última Navidad en Colombia. Ahí lo perdoné, y así avancé en la vida».

Corea del Norte, el paraíso del adoctrinamiento


El régimen intenta evitar que la población sepa lo riquísima que es Corea del Sur.

Viajeros en el metro de Pyongyang el pasado lunes. / WONG MAYE-E (AP)
Yun Nam Il, un diminuto chaval de 15 años con pañuelo rojo al cuello y los pantalones sujetos con un cinturón a doble vuelta, acababa de llegar tras un día en tren a Mangyongdae para visitar la choza en la que nació Kim Il-sung, fundador de la dinastía norcoreana. Cuando los periodistas extranjeros lo abordaron, una mujer se colocó a su espalda y sin recato le susurraba al oído antes de cada respuesta. Él declaró que de mayor quiere “ser un soldado que defiende al mariscal Kim Jong-un”. Es el eslabón más burdo del sofisticadísimo sistema de control social y de la información impuesto para que nadie descubriera que la vecina Corea del Sur es riquísima. Su PIB per cápita es 20 veces el norcoreano (800-900 dólares, según el experto Andrei Lankov, autor The Real North Korea: Life and politics in the Failed Stalinist Utopia). En las Alemanias la diferencia era de uno a tres.
ADVERTISEMENT

Los norcoreanos tienen prohibido viajar al extranjero, casarse con foráneos, requieren autorización para viajar en el país. La televisión solo emite propaganda, noticias —saben de las guerras de Ucrania y Gaza, también del ébola— y películas, pero solo autóctonas o de las extintas Unión Soviética y de la Alemania comunista. Hasta los noventa el aislamiento era tal que creían vivir en un paraíso.
Pero hay fisuras crecientes. Preguntar al foráneo sobre Corea del Sur ya no es tabú. Proliferan los DVD piratas de telenovelas surcoreanas, en la frontera con China se puede alquilar un móvil para hablar con el extranjero, si te descubren con una radio manipulada (todas tienen el dial sellado) cabe evitar el castigo con un soborno. Existe una intranet autóctona como sucedáneo del inaccesible Internet.
Pero el terror a la delación es constante. Uno de cada 40-50 adultos es un informante a sueldo, estima Lankov. Existe vigilancia vecinal (losinminban son grupos de 20-40 familias que se vigilan unos a otros) y social: todos pertenecen al partido único, al sindicato, la liga juvenil o la de mujeres. La disidencia es inexistente porque el castigo es cruel hasta el infinito. El acusado, y toda su familia, son internados en campos de prisioneros. Con unos 100.000 es el país que tiene proporcionalmente más prisioneros políticos.

Las diez películas imprescindibles para conocer la Segunda Guerra Mundial


A los 75 años del mayor conflicto de la Historia, repasamos algunas cintas de la abundante filmografía
Día 07/09/2014 - 00.00h

2«Salvar al soldado Ryan»

«Salvar al soldado Ryan»
Es probable que «Salvar al soldado Ryan» sea la película más conocida sobre la Segunda Guerra Mundial. Dirigida por Steven Spielberg, recrea el desembarco de Normadía el 6 de junio de 1944 y la posterior expedición de media docena de Rangers norteamericanos en busca de Ryan, un soldado que ha perdido a sus tres hermanos en las distintas operaciones del desembarco.
La película ganó cinco Oscars, incluido el de mejor director, y contó conreparto extraordinario, con nombres como los de Tom HanksEdward BurnsTom Sizemore, Matt DamonPaul GiamattiBarry PepperAdam Goldberg o un todavía desconocido Vin Diesel.
Te recomendamos

REPRESENTATION OF BLACKNESS IN DOMINICAN SOCIETY

EL MERENGUE Y TRUJILLO

CUENTO SOBRE LA DICTADURA DE TRUJILLO

Cuento de Jairon Francisco CALLE 5 DETRAS DE UNA VENTANA

COMUNICACION Y PRENSA EN LA DICTADURA DE TRUJILLO

POESIA EN LA DICTADURA