BIENVENIDOS

Para los interesados en el tema y los olvidadizos de sus hechos, aquí están para consultar múltiples artículos escritos por diversas personalidades internacionales y del país. El monopólico poder de este tirano con la supresión de las libertades fundamentales, su terrorismo de Estado basado en muertes ,desapariciones, torturas y la restricción del derecho a disentir de las personas , son razones suficientes y valederas PARA QUE NO SE REPITA SU HISTORIA . HISTORY CAN NOT BE REPEATED VERSION EN INGLES

viernes, 23 de febrero de 2018

Desmayado ante el poder de Trujillo


imagen
EL AUTOR es periodista. Reside en Santo Domingo.
Rafael David Carrasco Recio era un inquieto jovenzuelo que desde niño mostró pasión por la flora y la fauna silvestre.Fue siempre guardián defensor de   la naturaleza. Ya adolescente decidió estudiar agronomía en el legendario Instituto Politécnico Loyola, de  San Cristóbal.
Cuando recibió el titulo que lo acredita como profesional del área ingresa a la Aviación Militar Dominicana (AMD) y logra concitar la atención del jefe  del cuerpo militar, el general Rafael L. Trujillo (Ramfis), hijo mimado del dictador Trujillo Molina. Su interés y preocupación por la agricultura y la ganadería  fueron suficientes para que lo designaran  supervisor y administrador  de  la finca Altagracia Julia, propiedad del hijo del Jefe, con rango de segundo teniente.
Cuando se consolidó en  la administración de la propiedad  el oficial  se trazó la meta de llegar hasta el sentir del generalísimo, a quien dirigió una comunicación  haciéndole algunas observaciones técnicas, muy valederas por cierto, sobre las condiciones en que se encontraban sus  plantaciones cañeras, informe  que para “estudio y opinión”   Trujillo  refirió al administrador dela  Azucarera Haina (hoy Consejo Estatal del Azúcar), Dr. Hans Wisse Delgado.
Como no había recibido respuesta sobre sus observaciones, Carrasco Recio escribió a Ramfis donde le expuso algunos problemas que afrontaba el cultivo y la producción de caña de azúcar en su hacienda Altagracia Julia.
Días después  el generalísimo  llamó a su despacho a Wisse Delgado y en presencia de su hijo mayor le requirió   “informaciones detalladas” sobre los dos informes del administrador de la finca del  jefe de la AMD El funcionario respondió al padre y al hijo que las observaciones del teniente agrónomo “eran correctas y contenían observaciones de gran valor”, conforme le expusieron los expertos azucareros Félix María Salazar y Ciriaco Valera Reyes.
En tono enérgico el Jefe dijo al director de la azucarera: “Doctor Wisse… pero el teniente  Carrasco señala que pueden haber pérdidas millonarias que podrían dar al traste con mi gobierno”, e inmediatamente ordenó al secretario de la Presidencia, José Benjamín Uribe Macías, hacer pasar a su despacho al  oficial  agrónomo , a quien con notoria firmeza le  expresó: “Teniente, Ud. dice que van  haber pérdidas millonarias en los ingenios de mi propiedad, que pueden dar al traste con mi gobierno… ¿Ud. quiere acaso tumbar mi gobierno…”?.
DESMAYO
Ranfis y Trujillo.
Al escuchar las expresiones de Trujillo,  Carrasco Recio  cayó al suelo como si hubiese sido fulminado por un rayo.
Sorprendido por el súbito desmayo del teniente, producido por la tensión a que fue sometido, el generalísimo dispuso  que le arrojaran agua por la cabeza para reanimarlo. Tembloroso y empapado en agua de pie a cabeza, Carrasco  se levantó con la vista perdida en el  horizonte Sur del Palacio Nacional, ignorando si estaba despierto o tenía una pesadilla.
 Al contemplarlo en esas condiciones el Jefe le dijo con dureza: “!Teniente, puede retirarse!… Y  ya sabe… no escriba tanto, que mi tiempo no alcanza para leer todo lo que recibo.. ¿Entendió?”.
 Sin haber recuperado el habla el oficial hizo el saludo militar y se retiró raudo, mas rápido que un cohete. Cuando  el espectáculo había  concluido Trujillo estalló en carcajadas, diciéndole a su hijo Ramfis: “Ese Carrasco es un gran muchacho, pero es tan valiente que tan pronto le menté esa frase, de que si él quería tumbar mi gobierno, cayó redondo como un coco”.
Tiempos después y con el mismo rango de teniente, el agrónomo militar se unió con doña Dilia, la antigua esposa del legendario Billo Frómeta, que junto a  familiares había radicado en Venezuela huyendo a las presiones del régimen de turno. Doña  Dilia y Carrasco manejaron vastas extensiones de terrenos que comprendían desde el puente de Sabana Perdida hasta la carretera Mella, próximo donde ahora opera  el supermercado Jumbo.
CORONEL
Durante los años posteriores el joven oficial fue ascendiendo por riguroso escalafón hasta llegar a coronel full, trabajando siempre en favor de la flora y la fauna silvestre, especialmente en la  frontera, zona  que siempre   amó con denodada pasión. Llegó a trabajar por varios años en la Dirección General de Foresta y en la Oficina de Comunidades Fronterizas, donde reemplazó al coronel Bolívar Belliard Sarubi. También impulsó novedosos proyectos pesqueros de  siembras de alevines (carpas, truchas, lobinas) en la zona de Bayagua y Monte Plata, así como de crianza de conejos..
 Además diseñó y ejecutó programas de  largo alcance para preservar el territorio y nuestra nacionalidad. El presidente Antonio Guzmán lo condecoró con la Orden al Mérito En el segundo ciclo de gestión de Balaguer,  entre 1986-90, Carrasco Recio fue puesto en retiro y reintegrado con el rango de general por el Presidente Hipólito Mejía.

Destacan aspectos oscuros de la “Era de Trujillo” en aniversario del Movimiento Cívico


Cornelia Margarita Torres.
Cornelia Margarita Torres dijo que hoy día es importante puntualizar las causas y consecuencias del Movimiento Cívico, que el 23 de febrero de 1930, abrió camino al ascenso al poder de Rafael Leonidas Trujillo Molina, cuyo régimen, desde el inicio, eliminaba a los opositores y se consolidó por la compra de voluntades con una fortuna engrosada en base a la malversación de fondos del Ejército Nacional.
Quien fuera productora del programa de investigación histórica “Somos así y así somos”, señaló que en la presente coyuntura es propicio desmenuzar la dictadura trujillista, sobre la cual abundan documentos y testimonios fiables, que desdicen los inventos y leyendas en torno a una presunta honradez en el manejo de la cosa pública y la defensa de la soberanía nacional en contra de la invasión pacífica de los haitianos.
Explicó que la fortuna original de Trujillo fue producto de la malversación de fondos públicos, utilizando en provecho propio las compras de suministros y las contrataciones de servicios del Ejército Nacional, hecho documentado en 1927, cuando el presupuesto de la institución cerró con un déficit que el brigadier Trujillo no pudo explicar, y en 1929, cuando un estudio administrativo-financiero de una comisión de los Estados Unidos contratada a los fines de modernizar distintos departamentos del Estado, notificó al presidente Horacio Vásquez las prácticas corruptas del jefe del Ejército Nacional, sin que el presidente hiciese nada y dejara impune a quien terminaría por derrocarle.
Cornelia invita a conocer las causas y consecuencias del Movimiento Cívico, iniciado en Santiago un día como hoy en 1930. “Trujillo utilizaba a la gente en su provecho y cuando ya no le eran útiles los desechaba como basura y si se le resistían: los mataba. Fue así desde siempre. Su falta de escrúpulo le ayudaría a ganar la confianza y simpatía del mando de las fuerzas de ocupación de los Estados Unidos, con el cual ningún dominicano horado se prestaba a colaborar”.
La productora de televisión definió de escandaloso el presunto patriotismo de Trujillo defendiendo la soberanía con respecto a Haití, cuando por su culpa es que en foros internacionales a nuestra patria se la señala como paria. “Nos tildan de criminales, en torno a un asunto que Trujillo solventó con una paga aceptada como buena y válida por el Gobierno Haitiano. Trujillo tenía ascendencia haitiana y quizás acomplejado por ello, no tuvo escrúpulos en asesinar a 18 mil personas de su propia sangre, movido por un racismo enfermizo, recogido en muchas de sus expresiones coloquiales, incluso en su afán de traernos grupos de inmigrantes europeos que habrían de mejorar nuestra raza”.
Recordó que en su programa de televisión entrevistó a un valet del dictador, quien por muchos años le preparaba el baño y la ropa cada mañana, y este narró el afán del dictador en lucir blanco y rozagante, al extremo de que cada día, se frotaba hielo en la cara antes de salir de casa”.

El espía traidor que quiso asesinar a Franco en la Guerra Civil por orden de Stalin



Un joven bien parecido, pero tímido y con un tartamudeo fluctuante que le ayudó a dar una imagen de ingenuo idónea para su trabajo. Así era Kim Philby, el espía británico y amante de la URSS que, tras ser reclutado por el NKVD (el posterior KGB), fue enviado a España con el objetivo de infiltrarse en los círculos más íntimos del bando nacional y, así, desvelar sus secretos. No le debió ir mal, pues acabó siendo condecorado por el franquismo. Conocido por ser uno de los mejores agentes dobles de la época, en 2001 fueron publicados una serie de documentos que afirmaban que pudo haber recibido el encargado de asesinar al mismísimo Francisco Franco. Sin embargo, y como es obvio, jamás llegó a cumplir su misión más importante.
Con todo, a día de hoy no está claro si realmente recibió aquella orden. De hecho, es una información que varía atendiendo a los expertos e historiadores a los que se acuda. «Tal vez sí se le encargó en un principio, pero Philby no era un ejecutor, era un espía en todo el sentido de la palabra y si se le llegó a encargar, alguien en la dirección del NKVD decidió cancelar aquella supuesta operación», afirma a ABC el escritor y periodista José Luis Caballero, autor (entre otras tantas obras) de «La ruta de los contrabandistas» (una novela con tintes históricos en la que se adentra en el espionaje en la Guerra Civil).
José Luis Caballero, especializado en los pormenores del espionaje a lo largo de las décadas, conoce ampliamente la vida de Philby. Un sujeto que, como tantos otros, demuestra la importancia de los agentes de inteligencia en el devenir de la sociedad. De hecho, la información que han logrado este tipo de personajes ha sido tan determinante a lo largo de la historia que, los próximos días 24 y 25 de marzo, el festival «Lloret negre» dedicará una mesa redonda a ellos. Titulada «Corrupción y espionaje», la ponencia contará con la participación de pesos pesados como el propio Caballero, el también escritor y periodista Fernando Martínez-Laínez, el historiador y periodista Jesús Hernández, el divulgador histórico Pere Cardona y el escritor José Luis Muñoz.
La mesa se enmarca dentro del ya mencionado «Lloret negre», el primer certamen que acercará la novela de espionaje a Gerona y a la Costa Brava. «El género negro es el nexo de unión en base al que se articulará todo el festival, pero a lo largo de las dos jornadas pretendemos indagar y hablar de todo aquello que nos afecta como personas», explica a ABC Angelique Pfitzner, comisaria del evento. En sus palabras, el proyecto fusionará diferentes ámbitos de la cultura como son los «thrillers» o los problemas sociales, con la historia de la ciudad. «Todo aquel que decida venir podrá disfrutar de forma gratuita de visitas culturales, mesas de debate, representaciones teatrales, lecturas de los clásicos del género negro, música y danza», desvela la comisaria.

Comunista

Si hay un ejemplo que demuestre la importancia de los servicios de inteligencia en la historia, ese es el de Kim Philby. Hijo de un padre militar que -por si fuera poco- había ejercido como diplomático en Arabia, nuestro personaje vino al mundo el 1 de enero de 1912 en la India. No obstante, poco le duró su estancia en el Raj británico, pues fue finalmente enviado al Trinity College de Cambridge para cursar sus estudios. Fue precisamente en ese lugar donde se empezó a sentir sumamente atraído por el comunismo que llegaba de la mano de Iósif Stalin. Una tendencia que era vista como la antítesis de los populares fascismos del viejo continente.
«Kim hizo amigos entre los sectores de izquierdas, algunos de extrema izquierda. El fascismo experimentaba un auge en Europa, y para muchos el comunismo era lo único que podía detenerlo», explica Ben Macintyre en «Un espía entre amigos: la gran traición de Kim Philby». Con todo, lo suyo no fue una epifanía, sino que se fue escorando poco a poco hacia esta tendencia gracias a visitas como la que hizo en 1933 a Berlín, donde descubrió la brutalidad del nazismo.
Así lo corrobora a ABC José Luis Caballero, quien es partidario de que el futuro espía se unió a una tendencia que estaba, por entonces, en auge. «Philby formó parte desde mediados los años veinte del grupo de jóvenes estudiantes del Trinity College de Cambridge educados en el marxismo de la mano de Maurice Dobb, uno de sus profesores. Fue ahí donde tomó contacto con la Internacional Comunista y con la Unión Soviética, una relación que ya nunca rompería y que fue más allá de otros miembros de esa juventud, simple simpatizantes. De ese grupo formaron parte también Donald Maclean, Guy Burgess, Anthony Blunt y John Cairncross», explica el autor.
El espía británico Kim Philby
El espía británico Kim Philby
Para ser más concretos, Philby fue reclutado por un agente soviético en 1934 en Regent's Park (Londres) como parte del futuro Círculo de Cambridge. Una célula ideada por el NKVD (el servicio secreto de la URSS en plenos años 30) cuyo objetivo era incorporar británicos de bien que pudiesen infiltrarse en las altas instituciones inglesas.
Según recoge Enrique Bocanegra en «Un espía en la trinchera», nuestro protagonista fue captado por un agente llamado Hallan que le cautivó con las siguientes palabras: «Has estudiado en Cambridge, tienes un importante porvenir por delante. Un porvenir burgués. Y si quieres ayudar al movimiento antifascista y al partido [comunista] tendrás que hacerlo como tal. El movimiento antifascista necesita miembros que puedan penetrar en las instituciones burguesas». Al parecer, aquel sujeto quería disuadirle de que entrara a formar parte del partido comunista, organización en la que se limitaría a «repartir octavillas» como cualquier otro, y su talento quedaría totalmente desperdiciado.

El espía que engañó a Franco

Con todo, lo cierto es que no comenzó con buen pie su labor con el NKVD. De hecho, no fue hasta 1936 cuando le solicitaron que partiese a España para infiltrarse en las filas franquistas y obtener información del enemigo. Aquel fue un primer viaje que apenas duró tres meses, pero le valió para publicar un reportaje sobre la situación en el país en el «The Times» y empezar a ser considerado como un periodista conservador por parte de Francisco Franco. Ya con la corresponsalía de este popular diario bajo el brazo, no tardó en ser bien visto por parte de un régimen que ansiaba la benevolencia de los medios de comunicación internacionales.
A partir de entonces, y a base de preguntas mucho más concienzudas que el resto de reporteros, logró obtener información de gran importancia para el NKVD. Desde el número de militares que participaban en algunas ofensivas, hasta ubicaciones de tropas. «Sus controladores soviéticos lo enviaron a España básicamente para infiltrarse en las altas esferas de los rebeldes como periodista cercano al fascismo. Se infiltró como periodista, haciendo gala de un acercamiento al fascismo, como admirador de los rebeldes. Se había hecho miembro del grupo llamada Amistad Anglo-Alemana y fingía que simpatizaba con el movimiento nazi. De esa manera logró infiltrarse en un trabajo magistral como agente y suministrar a la NKVD información muy valiosa», añade Caballero en declaraciones a ABC.
Durante su etapa en España, Philby llegó a definir la administración de Franco como «sólida y eficiente», lo que le granjeó las simpatías de la oficialidad nacional.
El agente doble, en una imagen de archivo
El agente doble, en una imagen de archivo
Poco después, un trágico accidente le hizo ganar todavía más popularidad. Todo ocurrió a finales de diciembre, mientras las tropas de Franco avanzaban en dirección a Teruel, cuya caída era inminente. En el viaje hacia un pueblo cercano a la urbe, el coche en el que viajaba el espía junto a otros tres periodistas saltó por los aires tras recibir el impacto de un explosivo (presuntamente lanzado por un T-26 republicano). Fue un desastre, pues sus compañeros murieron en el acto o poco después. Sin embargo, nuestro protagonista logró salvarse milagrosamente.
La heroicidad le permitió ser reconocido por el mismísimo Franco, quien le condecoró con la Cruz del Mérito Militar con Distintivo Roja. Así rememora en su obra Bocanegra el suceso: «Franco clava la aguja de la insignia en la solapa de la chaqueta de Philby. A continuación le felicita mientras estrecha su mano. Un fotógrafo se coloca en una esquina y toma una instantánea». Lo cierto es que aquella medalla significaba algo más para el espía. Se traducía en tener un mayor acceso a los círculos burgueses en los que quería infiltrarse. Toda una ventaja para este agente doble que le permitió obtener todavía más información si cabe para el NKVD.

¿Asesino?

Pero ni su labor en la Guerra Civil, ni su posterior ingreso en los servicios secretos británicos le han permitido acceder por la puerta grande a los libros de historia. Por el contrario, este espía empezó a ser conocido allá por 2001, después de que una serie de documentos desclasificados por el MI5 británico desvelaran que «un joven inglés» había recibido la orden de acabar con la vida de Francisco Franco. Fue entonces cuando, inmediatamente, los grandes expertos en espionaje pensaron en Philby.
Para ser más concretos, esta información llegó de la mano del general Nikolai Yezhov, encargado de perpetrar las purgas masivas contra todos aquellos que pudieran haber atentado contra la URSS.
En uno de los informes de este militar se podía leer lo siguiente: «A principios de 1937, la OGPU [policía soviética] recibió órdenes de Stalin de asesinar al general FrancoHardt fue instruido por el jefe de la OGPU, Yezhov, para reclutar a un inglés. Él contactó y envió a España a un joven inglés, un periodista de buena familia, un idealista y fanático antinazi. Pero antes de que el plan madurara, el propio Hardt fue llamado a Moscú y desapareció». Estas frases, unidas a una anotación al margen de la página en la que -según el diario «The Guardian»- podía leerse el apellido Philby, hicieron que todos los dedos señalaran a nuestro protagonista.
Internacional Entierro de Philby en el cementerio de Kuntsevo, Moscú, en 1988
Internacional Entierro de Philby en el cementerio de Kuntsevo, Moscú, en 1988-ABC
¿Realidad o ficción? Caballero, en declaraciones a ABC, deja la puerta abierta a ambas posibilidades. «Se cree que fue enviado a España para matar a Franco. En la biografía escrita por Ben Macintyre y en el libro de Yuri Modin Mis camaradas de Cambridge” no queda muy claro si se le ordenó matar a Franco. Tal vez sí se le encargó en un principio, pero Philby no era un ejecutor, era un espía en todo el sentido de la palabra y si se le llegó a encargar, alguien en la dirección del NKVD decidió cancelar aquella supuesta operación», explica el escritor y periodista.
No obstante, en lo que sí es tajante el autor de «La ruta de los contrabandistas» es en la importancia que tuvieron los servicios de inteligencia en plena Guerra Civil. «El espionaje en la Guerra Civil, yo diría que como en todas las guerras, fue fundamental. Lo curioso es que lo que los franquistas llamaron “La quinta columna”, lo que debía ser una red de informadores el territorio republicano nunca llegó a ser una auténtica red de espionaje militar que tuvo muchas deficiencias. Fueron sobre todo las redes alemanas e italianas las que suministraron más información útil a los rebeldes. En el bando republicano, a partir de 1938 sobre todo, sí funcionó con eficacia el SIM, organizado con ayuda soviética, aunque ha trascendido más como organismo de represión interna que como espionaje en el bando contrario».

Incertidumbre y desolacion, sentimientos que embargan a familiares de las victimas de la dictadura de Trujillo














Ver aqui 

jueves, 22 de febrero de 2018

El deterioro de los derechos humanos en América Latina se intensifica


Un activista antigubernamental es detenido en Caracas en julio de 2017.
La protección de los derechos humanos sigue sin estar entre las prioridades de los mandatarios latinoamericanos. La violencia, la impunidad, los límites a la libertad de expresión y la discriminación de las minorías no solo no se redujeron sino que se intensificaron en la región, según el último informe anual sobre la situación de los derechos humanos de Amnistía Internacional.
Algunos gobiernos como los de Paraguay, Colombia o Puerto Rico (EE UU) recurrieron el año pasado a tácticas represivas como el uso indebido de la fuerza para silenciar las críticas. La región sufre un aumento alarmante del número de amenazas o ataques contra quienes defienden los derechos humanos o los periodistas. La impunidad sigue siendo la norma general y el factor clave en los países con más homicidios como Honduras, El Salvador, México, Brasil o Venezuela. La violencia ejercida contra la comunidad LGTBI, mujeres e indígenas continuó agravándose y la región mantiene la tasa de violencia no conyugal contra las mujeres más alta del mundo.
El deterioro de los derechos humanos en la región no se tradujo, sin embargo, en una caída del activismo social. Buenos ejemplos son las manifestaciones masivas en Argentina contra la desaparición del activista Santiago Maldonado o el movimiento social Ni una menos que denunció los feminicidios en varios países de la región. Amnistía celebra la sentencia del Tribunal Constitucional chileno que refrendó la despenalización del aborto en determinadas circunstancias, y la reforma del Código Penal boliviano que amplió significativamente el acceso a la interrupción voluntaria del embarazo. Aun así, seis de los siete países que hoy mantienen la prohibición total al aborto son de la región: República Dominicana, El Salvador, Haití, Honduras, Nicaragua y Surinam.
En México la violencia aumentó en todo el país, la cifra de homicidios (42.583; unos 117 diarios) fue la más alta de su historia. Las desapariciones forzosas, tanto con implicación del Estado como perpetradas por agentes no estatales, siguen siendo una práctica habitual alentada por la impunidad. Las detenciones arbitrarias por las fuerzas de seguridad siguen derivando en torturas e incluso en ejecuciones extrajudiciales. Por cuarto año consecutivo, las autoridades se negaron a publicar la cifra de personas muertas o heridas en enfrentamientos con la Policía o el Ejército.
Derechos fundamentales como la libertad de expresión o de reunión sufrieron un grave retroceso en Venezuela. Más de 50 emisoras de radio fueron clausuradasy al menos 120 personas perdieron la vida en protestas multitudinarias. Los derechos políticos también han sido constantemente vulnerados y la disidencia, que no participó en la elección de la Asamblea Constituyente, es silenciada y fragmentada desde el Gobierno. La independencia judicial quedó una vez más en entredicho. La fiscal general Luisa Ortega Díaz fue destituida en circunstancias irregulares y decenas de civiles fueron procesados bajo jurisdicción militar. Cientos de personas sufrieron detenciones arbitrarias y los disidentes y defensores de derechos humanos fueron recluidos en condiciones extremadamente duras. La crisis alimentaria y médica que padece el país siguió agravándose. También aumentó drásticamente el número de venezolanos que solicitó asiló en el extranjero, principalmente en Brasil, Colombia, Estados Unidos y España.
El informe lamenta que el proceso de paz en Colombia no haya derivado en una mayor protección de los derechos humanos. A pesar de que las cifras oficiales indican que el número de civiles muertos en acciones militares o paramilitares ha descendido, en algunas regiones del país el conflicto parece haberse intensificado. Los pueblos indígenas, las comunidades afrodescendientes y campesinas, y los activistas por los derechos humanos siguen siendo los que más sufren la violencia entre el Estado y las guerrillas colombianas. Amnistía confía en que los crímenes cometidos durante el conflicto armado no acaben quedando impunes. Las estadísticas oficiales del país no muestran una reducción de la violencia contra las mujeres y niñas, en especial la sexual. La organización también destaca que el Estado sigue ejerciendo un uso excesivo de la fuerza que en ocasiones causa la muerte de civiles.

Miguel Bosé le dedica un mensaje a Pinochet durante presentación en Festival de Viña del Mar

Resultado de imagen para miguel bose
Por décima vez, Miguel Bosé se subió este martes al escenario del Festival de Viña del Mar, y en su estilo, le lanzó un mensaje a Augusto Pinochet, diciendo que vino en un momento trágico para el país y que se alegra que la dictadura terminó.
Esto se complementa a lo que dijo en conferencia de prensa. “Yo me rebelé y dije ‘no, ahora es cuando no hay que dejar a los chilenos solos’ (…) Entonces, a pesar de los insultos y a pesar de todo lo que se me pudo echar en cara, en aquel momento -como a mí me hubiese gustado, tener apoyo de gente en momentos difíciles- yo creo que eso es lo que hay que ejercer con el resto“, explicó.
Ese momento (de dictadura) de Chile era muy fuerte, pero muy fuerte. Yo viví la dictadura de Franco y lo recuerdo, pero esta dictadura, la que había aquí, era mucho peor. Se sentía más violencia“, agregó.
Bosé, en esa línea, desclasificó lo que le sucedió ese año: “Me acuerdo de una vez, en el hotel nacional, estaba rodeado de guardias a caballo, me dijeron que no se podía salir y yo pensaba ‘Qué barbaridad’. Y entonces dijeron ‘hay que llevarlo al teatro de una forma segura’ y me metieron en una tanqueta. ¡Con las mallas! A ver si alguien es capaz de encontrarme una fotografía. Es histórico“.

El exguerrillero que asesinó al ideólogo de Pinochet

Resultado de imagen para Ricardo Palma Salamanca
Esta semana les hemos ofrecido en primicia en RFI una información de alcance, la entrevista con el abogado del exguerrillero chileno Ricardo Palma Salamanca, condenado por el asesinato del senador e ideólogo de la dictadura, Jaime Guzmán, que fue arrestado y luego dejado en libertad, tras 22 años de fuga. Hoy en esta edición monográfica de "París América" vamos a contarles todo lo que hasta ahora sabemos del caso: desde el alegato de su abogado, a la propia historia y fuga de Palma Salamanca, así como todas las reacciones que en Chile está abriendo este caso. 
Escuchar entrevista aqui
 Nos acompañan en el estudio las periodistas Paula Estañol, autora de la entrevista exclusiva al abogado de Palma Salamanca y Natalia Olivares, que nos traza la historia del exguerrillero. Además, conectamos con nuestra corresponsal en Santiago, Yasna Mussa, para que nos relate las repercusiones que están teniendo estos días las noticias que llegan desde Francia. 

Escucharemos tanto al abogado del exguerrillero como al de la familia Guzmán, que pide a la justicia francesa que lo extradite.

Nuestra compañera Melisa Barra nos cuenta lo que nuestros oyentes han dicho sobre este caso. 
Cabe recordar que Ricardo Palma Salamanca huyó desde la cárcel de Alta Seguridad de Santiago en 1996, recinto penitenciario donde cumplía condena de doble cadena perpetua por los delitos de asociación ilícita y el secuestro terrorista de Cristián Edwards Del Río, sumado a su autoría en el atentado terrorista donde murió el senador gremialista Jaime Guzmán.
Desde dicha fecha se encontraba prófugo de la Justicia con pasos por Cuba y México, lugar desde donde llegó por medio de un pasaporte falso a Francia.

EL MERENGUE Y TRUJILLO

  • AQUÍ

CUENTO SOBRE LA DICTADURA DE TRUJILLO

COMUNICACION Y PRENSA EN LA DICTADURA DE TRUJILLO

POESIA EN LA DICTADURA